Tráfico | T 52° H 93%

Fútbol | Noticias

El chantajista y el revuelo entorno a Hoeness lastran su ingreso en prisión

WUNI News
05/14/2014 7:52 AM

Berlín, 13 may (EFE).- El descubrimiento de un chantajista que amenazó a Uli Hoeness con hacerle imposible su vida en prisión, así como el revuelo que envuelve el caso lastran el ingreso en la cárcel del expresidente del Bayern Múnich, condenado por evasión fiscal.

Dos meses después de dictarse sentencia en firme a tres años y medio de cárcel para el exmandamás del club bávaro, los abogados de Hoeness insisten en presentar como inviable que cumpla su condena en los términos y cárcel previstos.

El hecho de que la penitenciaria de Lansberg organizase un “día de puertas abiertas” para los medios, en cuanto se supo que era el lugar dónde iría a parar Hoeness, atenta contra el derecho a la privacidad del futuro preso, apunta su defensa.

Además, el sábado se detuvo a un hombre de 50 años, desempleado y exreo, informa hoy “Bild”, cuando trataba de huir en bicicleta con los 215.000 euros que había exigido a Hoeness a cambio de dejarle en paz, a él y a su familia.

El individuo ingresó en prisión provisional, ha prestado ya declaración y afronta una condena de hasta cinco años de cárcel por intento de extorsión, informó hoy la justicia de Múnich, la misma que condenó a Hoeness el pasado marzo.

El mismo “Bild” publica hoy el supuesto protocolo de su detención, poco después de que Hoeness dejara la tribuna de la Allianz Arena donde había seguido los festejos de la liga ganada por el Bayern Múnich que entrena Pep Guardiola.

La detención se produjo a escasa distancia de la casa del sujeto -”el chantajista más tonto de Baviera”, titula el diario muniqués “Abendzeitung”-, donde esperaba ya la policía y después de que el individuo se cayera de la bicicleta al intentar huir.

El caso ocupa hoy la portada y páginas interiores de “Bild” y el hecho de que se ofrezca ese protocolo, casi al minuto, de dónde estaba Hoeness y dónde su chantajista, desde el mediodía a la medianoche del sábado, se inscriben en el revuelo que rodea cuanto tiene que ver con el asunto.

Los abogados habían pedido ya la semana pasada que se cambie, cuando menos, la penitenciaría que se prepara para recibir a Hoeness, la misma donde en 1923 Adolf Hitler escribió su “Mein Kampf”.

El proceso contra Hoeness desató ya un despliegue mediático sin precedentes, duró apenas una semana y arrancó con la acusación de evasión de unos 3 millones de euros, cifra que creció hasta los 27,2 millones de euros en cuestión de unos pocos días.

Siguió la sentencia considerada ejemplar y la dimisión de Hoeness de todos sus cargos en el club al que perteneció durante décadas, como jugador o en la cúpula.