Tráfico | T 34° H 82%

Baloncesto | Nacionales | Noticias

96-94. James, Allen y Heat están de nuevo en la final de la Conferencia Este

WUNI News
05/15/2014 2:51 AM

Miami (EEUU), 14 may (EFE).- La clase del campeón volvió a surgir en el juego de los Heat de Miami que vinieron una vez más de atrás y completaron la remontada que les permitió vencer 96-94 a los Nets de Brooklyn en el quinto partido de la semifinal de la Conferencia Este que ganaron por 4-1 al mejor de siete.

Los actuales bicampeones de liga volvieron por cuarta temporada consecutiva a la final donde tendrán de rival al ganador de la eliminatoria que disputan los Pacers de Indiana contra los Wizards de Washington y en la que le primer equipo lleva ventaja de 3-2.

De nuevo la figura del alero LeBron James fue la clave en el ataque de los Heat al conseguir 29 puntos (6-14, 2-5, 15-17), nueve rebotes, cinco asistencias, puso un tapón y perdió cinco balones, la única laguna importante que tuvo en su juego.

Pero tuvo la ayuda del escolta Dwyane Wade, que jugó su mejor partido de la fase final al aportar 28 puntos tras anotar 10 de 18 tiros de campo y 8-8 desde la línea de personal, sin que arriesgase con los triples, en una noche llena de buenas decisiones.

James y Wade cumplieron con su responsabilidad de jugadores franquicia, pero faltaba la guinda que asegurase la victoria de los Heat y esta la puso una vez más el veterano escolta Ray Allen, que también reivindicó su condición de sexto jugador, además de ser el responsable de anotar los puntos decisivos.

Allen llegó a los 13 tantos, incluido el triple que a falta de 32 segundos completó la remontada de los Heat, que con 5:33 minutos por jugarse estaban nueve puntos abajo en el marcador (80-89).

Ese fue el momento cuando los Heat demostraron porque tienen al mejor jugador de la liga y además son los campeones defensores al anotar dos triples consecutivos que volvieron a meterlos de nuevo en el partido.

El pívot Chris Bosh, que había sido decisivo en la victoria del cuarto partido al conseguir un triple, repitió la historia al volver a encestar desde fuera del perímetro (83-89) y tras fallar el ala-pivote bosnio Mirza Teletovic su intento de larga distancia, James si acertó (86-89) y todo quedó listo para el asalto final.

Al mismo se unió Wade con canasta, dos tiros de personal de James y el triple excepcional de Allen, que fue el regalo de clase y profesionalidad que le dejó a sus excompañeros de los Celtics de Boston, el alero Paul Pierce y el pívot Kevin Garnett, el mismo que no le ha perdonado que los abandonase para llegar a Miami.

Allen cada día se siente más feliz y satisfecho de haber tomado esa decisión en el 2012 cuando esa misma temporada ya logró el título de liga con los Heat, el segundo de su carrera después de tener el primero con los Celtics en el 2008.

Todos los jugadores de los Heat, encabezados por James reconocieron que la clasificación no fue fácil, pero eso ha sido la nota común desde que llegó a los Heat.

“Nadie nos regala nada, tenemos que luchar en el campo cada triunfo y eso es lo más importante”, destacó James. “Ahora debemos seguir por el mismo camino”.

Los Heat no habían estado al frente del marcador desde finales del segundo cuarto antes del tiro de Allen desde el ala izquierda que colocó el marcador 93-91 a favor de los actuales bicampeones de liga.

El base-escolta Shaun Livingston intentó responder con un disparo a 24 segundos del final, pero falló su intento y Chris Bosh controló el rebote por Miami.

Allen encestó un par de tiros libres con 21.6 segundos en el reloj, coronando una carrera de 12-0 que borró una desventaja de nueve puntos.

“Desde el primer día que comenzamos la preparación para esta serie dijimos que la clave sería tener una gran estabilidad mental, no perder nunca la concentración, estar enfocados cada instante y eso fue lo que sucedió”, destacó el entrenador de los Heat, Erik Spoelstra.

Pero además de la concentración de los jugadores, la defensa de los Heat fue clave en los momentos decisivos y la que les permitió ganar la décima serie consecutiva en los playoffs.

Los Nets, como les sucedió en el cuarto partido que perdieron en su campo por 96-102, no acertaron en la recta final cuando tenían todo a su favor para haber forzado al menos el sexto partido.

El escolta Joe Johnson volvió a ser el líder encestador de los Nets al aportar 34 puntos, incluidos 3 de 6 triples, y capturó siete rebotes.

Pero no pudo superar la gran defensa de James en la última jugada del partido cuando tuvo la posesión de balón y no superó al Jugador Más Valioso (MVP) de la serie que le impidió hacer el tiro a canasta que hubiera podido forzar al menos la prórroga.

“Los dos equipos fuimos por la victoria, ambos atacamos en el cuarto periodo, pero ellos completaron las jugadas y anotaron los puntos, que nosotros no logramos”, admitió Jason Kidd, el entrenador novato de los Nets.

Junto a Johnson, Pierce llegó a los 19 puntos, mientras que el base Deron Williams aportó 17 tantos, cuatro rebotes y cuatro asistencias, sin que en ninguno de los partidos de la serie pudiese ser factor ganador, a pesar de ser un jugador franquicia.