Tráfico | T 84° H 56%

Espectáculos | Latinoamérica | Noticias

Bogotá vibra con el cuestionado concierto de Calle 13

WUNI News
05/15/2014 1:49 AM
Actualizada: 05/15/2014 1:10 AM

Bogotá, 14 may (EFE).- El dueto puertorriqueño Calle 13 llenó hoy la céntrica Plaza de Bolívar de Bogotá de miles de almas que vibraron con un concierto que se celebró “in extremis”, al rechazar el martes un juez colombiano un recurso interpuesto en su contra.

Puntuales, los hermanos René Pérez, “Residente”, y Eduardo Cabra, “Visitante”, iniciaron su actuación con “Fiesta de locos”, uno de sus mayores éxitos, que ayudó a los más de 30.000 asistentes a entrar en calor en la fría noche bogotana.

Le siguió el “Baile de los pobres” y el primer guiño político de la noche, dirigido por René a “todos los campesinos del mundo” y en especial a los colombianos, inmersos en protestas contra la política económica del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Y pese a que el público le aclamó que se quitara la camiseta, convertido ya en una tradición en los conciertos de Calle 13, el cantante del dueto alegó que la noche estaba “fresca” y mejor seguía con su repertorio y con el “Aguante”, de su nuevo álbum Multi Viral.

“Un beso de desayuno”, “No hay nadie como tú”, “La cumbia de los aburridos”, “Adentro” o “Muerte en Hawaii”, formaron parte del repertorio de Calle 13, que tuvo mucho de lo clásico y algunas pizcas de lo nuevo, por lo que no decepcionó a los más incondicionales seguidores.

Entre estos estuvo el alcalde bogotano, Gustavo Petro, que usó el balcón de la Alcaldía, en la Plaza Bolívar, no como escenario de protesta, como en los últimos meses, sino como un privilegiado lugar para seguir el concierto.

“Vamos a portarnos mal” cerró una actuación en la que los de San Juan dedicaron canciones a “los medios irresponsables”, entonaron su tradicional “la educación es lo más importante” y lanzaron vivas a Colombia, a la paz y a la diferencia, lo que muchos interpretaron como un mensaje a la polémica que rodeó el concierto en la capital colombiana.

Y es que el martes, un día antes del concierto, un juez administrativo de Bogotá rechazó una acción popular interpuesta por varios concejales de la capital colombiana que pretendían prohibir la actuación de los artistas puertorriqueños al considerar que sus letras eran propias de un “grupo corruptor”.

Marco Fidel Ramírez, quien se hace llamar “el concejal de la familia”, alegó que las letras de Calle 13 son una insinuación a “la promiscuidad como estilo de vida”, a “la rebeldía contra los padres y la ley”, al tiempo que instan a los menores “a cometer delitos” y pidió su prohibición amparándose en que se estarían violando los derechos de la familia.

Calle 13 cerró el llamado Concierto de la Esperanza, organizado por Canal Capital, la televisión pública de Bogotá, y cuyo escenario pisaron previamente los colombianos Bomba Estéreo, Systema Solar y Totó La Momposina, entre otros artistas.