Tráfico | T 90° H 43% | Powered by Yahoo! Weather

Latinoamérica | Noticias

Investigan nuevo ataque incendiario en zona mapuche del sur de Chile

WUNI News
05/15/2014 3:09 PM
Actualizada: 05/15/2014 8:20 PM

Santiago de Chile, 15 may (EFE).- Las autoridades de la sureña región chilena de La Araucanía investigan un nuevo ataque incendiario ocurrido en las primeras horas de hoy, en el que desconocidos quemaron dos maquinarias agrícolas y colgaron un lienzo exigiendo la libertad del comunero mapuche José Llanca.

Fuentes policiales informaron que el ataque ocurrió en Quepe, al sur de la ciudad de Temuco y a unos 690 kilómetros de Santiago y se trata del tercero de este tipo ocurrido en los últimos días en la región.

Otros dos atentados incendiarios ocurrieron en la madrugada del miércoles en las localidades de Ercilla y Collipulli, a unos 580 kilómetros de la capital chilena.

“Prisioneros mapuches en huelga de hambre. José Llanca, libertad ahora”, decía el pendón dejado en el lugar, alusivo a un preso mapuche hospitalizado por una cirrosis hepática de carácter terminal, según sus familiares y allegados, que demandan para él un indulto humanitario.

En el ataque de Ercilla resultó un camión quemado y una persona herida y los autores lanzaron folletos que exigían la devolución “de tierras ancestrales” y otros con amenazas a Luis Chamorro, un fiscal de causas contra mapuches que renunció por amenazas en su contra y de su familia.

“Devolución de las tierras. Fuera los latifundistas, las forestales. No habrá paz mientras haya mapuches presos”, decían algunos de los textos.

Chamorro, estuvo a cargo de investigar el asesinato del carabinero Hugo Albornoz, ocurrido durante un allanamiento a una comunidad indígena el 2 de abril de 2012.

En La Araucanía, donde habita la mayor parte de la población mapuche de Chile, algunas comunidades mantienen desde hace varios años un conflicto con empresas forestales y agrícolas, reclamando la devolución de tierras que consideran ancestrales.

El intendente (gobernador) de La Araucanía, Francisco Huenchumilla, aseguró en declaraciones a la prensa local “la demora en la decisiones no es buena para la paz social”, apuntando a la lentitud del gobierno en aplicar medidas para devolver la tranquilidad a la zona.

“Cuando he hablado de una política de anticipación, digo que hay que adelantarse a los hechos, una la demora en las decisiones no es buena para la paz social”, insistió Huenchumilla, que ha promovido el diálogo con las comunidades en conflicto y ha visitado en la cárcel a los comuneros presos.

En tanto, el “machi” (chamán) mapuche Celestino Córdova, condenado a 18 años de prisión por un incendio en que murieron Werner Luchsinger y su esposa Vivian Mackay, ambos mayores de 70 años, anunció la noche de este martes el inicio de una huelga de hambre, después que la Corte Suprema rechazó una petición de su defensa de anulación del juicio.

Córdova se suma así a otros cuatro mapuches que permanecen en huelga de hambre, tres de ellos desde el 7 de abril y un cuarto desde el pasado fin de semana, en demanda de la revisión de sus condenas y beneficios carcelarios y del indulto a José Llanca.

En tanto, dirigentes de la ONG “Observatorio Ciudadano”, encabezados por su codirector José Aylwin, visitaron el miércoles a los presos e instaron a las autoridades a responder a sus demandas.

A juicio de Aylwin la solicitud de traslado a un centro abierto de trabajo es “plenamente compatible” con el Convenio 169 de la OIT, “que establece que las personas integrantes de pueblos indígenas deberán aplicárseles penas diferentes del encarcelamiento”.

Aylwin instó a que se busquen soluciones para que los mapuches cumplan penas privativas de libertad en lugares de acuerdo con su cultura.