Tráfico | T 52° H 88%

Economía | Latinoamérica | Noticias

Eurodiputado advierte que intereses empresariales menoscaban DDHH en Colombia

WUNI News
05/16/2014 3:21 PM

Bogotá, 16 may (EFE).- El eurodiputado alemán de la Izquierda Unitaria (GUE) Jürgen Klute advirtió hoy de que los intereses empresariales están menoscabando los derechos humanos en Colombia y alertó de que el gobierno del país suramericano debe “cumplir mejor” con sus compromisos humanitarios, laborales y medioambientales.

Klute sacó esta conclusión en una rueda de prensa después de una visita de diez días por Colombia en la que visitó la ciudad más violenta del país, Buenaventura, así como la mina carbonífera de Cerrejón en La Guajira, la ciudad de Valledupar y Bogotá, donde también se reunió con representantes del Gobierno.

“El Gobierno de Colombia a través del acuerdo comercial con la Unión Europea se comprometió a mejorar los derechos humanos, laborales, la situación medioambiental y en últimas la democracia. Hago un llamado a que lo haga mejor que hasta ahora”, afirmó Klute.

El eurodiputado ha sido uno de los grandes críticos del acuerdo comercial de la UE que entró en vigor en agosto de 2013 con Perú y Colombia, porque a su juicio “no hay simetría” entre las partes, y precisamente para verificar los efectos del tratado en la sociedad planeó este viaje.

Acompañado por el representante a la Cámara por el izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA) Wilson Arias, Klute visitó la zona de Puente Nayero de Buenaventura, donde verificó que la comunidad afrodescendiente vive “en condiciones sociales y pobreza inaceptables” y bajo presión paramilitar.

Asimismo, criticó que se está en marcha un proyecto urbanístico que podría motivar la expulsión de unas 110.000 personas de la zona y que ni la constructora ni las autoridades locales han cumplido con la obligación de la consulta previa a los afectados, lo que supone un derecho por ley de los pueblos étnicos colombianos.

Después se dirigió a Cerrejón, la mayor mina de carbón a cielo abierto del mundo, donde constató que la empresa “no corresponde a las necesidades de las comunidades de los alrededores, ni respeta sus tradiciones económicas y ancestrales”.

Klute denunció también que “el acuerdo comercial con la UE va a incrementar la presión sobre terrenos de campesinos, indígenas y afrodescendientes colombianos, pues hay minerales necesarios en Europa”, lo que contribuirá a agrandar el problema de “acaparamiento de tierras” que sólo está investigando la Contraloría.

En los departamentos del Cesar y La Guajira se reunieron con trabajadores sindicalistas de la mina de Cerrejón (Sintracarbón), con los de la carbonífera estadounidense Drummond (Sintramienergética) y el Centro Unitario de Trabajadores (CUT), presionados todos ellos por grupos paramilitares.

Además criticó el “modelo cínico e increíble” que representa la figura de los “contratos sindicales, que externalizan servicios de la empresa a través de sindicatos de la propia empresa”.

Por último, ante la iniciativa que se tramita en la Unión Europea para exonerar a colombianos y peruanos de la exigencia de visados para estancias de corta duración en la zona Schengen, Klute alertó del desequilibrio que puede presentarse porque empresas europeas acabarían lucrándose del negocio de los nuevos pasaportes biométricos.