Tráfico | T 51° H 52%

Nacionales | Noticias

La ONU señala la desigualdad como el gran reto de la democracia en Latinoamérica

WUNI News
05/16/2014 2:45 PM
Actualizada: 05/16/2014 2:53 PM

Naciones Unidas, 16 may (EFE).- La desigualdad sigue siendo el gran reto de la democracia en Latinoamérica pese a los avances logrados en todo el continente, según aseguró hoy la directora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en la región, Jessica Faieta.

“Los logros no esconden que tenemos grandes desafíos”, señaló Faieta en un acto organizado por las representaciones de Argentina y Suecia ante la ONU sobre los 30 años de democracia en América Latina.

La responsable de Naciones Unidas destacó los avances obtenidos en las últimas décadas y recordó que, por ejemplo, cerca de 90 millones de latinoamericanos ingresaron en la clase media durante los últimos diez años.

Además, destacó el “fuerte apoyo” a la democracia en toda la región y la movilización de los ciudadanos para reclamar sus derechos.

Al mismo tiempo, subrayó que persisten numerosos problemas de desigualdad, tanto desde el punto de vista económico como por género, raza u origen étnico.

Como ejemplo, señaló la participación de la mujer en los órganos de decisión y apuntó que sólo el 23 por ciento de los ministerios están encabezados por mujeres y que éstas sólo ocupan el 22 por ciento de los escaños en los parlamentos nacionales.

Faieta indicó también la necesidad de ampliar la participación y representación de los jóvenes y de los grupos indígenas y de escuchar a sus reclamaciones para mejorar el funcionamiento de las instituciones democráticas.

En la misma línea, el secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), Pablo Gentili, calificó de “positivo” el balance de treinta años de democracia en el continente, en especial tras décadas de dictaduras.

Sin embargo, alertó de toda una serie de riesgos para las democracias latinoamericanas, empezando por el problema de la desigualdad.

Gentili subrayó que pese a los progresos en la reducción de la pobreza, existe una acumulación de la riqueza que sigue haciendo a América Latina “el continente más desigual del plantea”.

En ese sentido, señaló que se da una “paradoja” que hace que mientras los gobiernos empujan a los más pobres hacia la clase media, los mercados los devuelven a la pobreza.

Además, destacó la persistencia de la discriminación por género y raza y aseguró que la violencia sigue siendo un gran reto para la región.

En el coloquio también intervino la embajadora argentina ante la ONU, María Cristina Perceval, quien defendió la necesidad de integrar en todos los países las demandas de los movimientos ciudadanos y las experiencias de las organizaciones civiles en áreas como la defensa de los derechos humanos, el uso responsable del suelo y los recursos o la distribución equitativa del territorio.