Tráfico | T 58° H 56%

Noticias

Un accidente minero con 300 muertos y sin responsables

WUNI News
05/16/2014 7:13 AM
Actualizada: 05/16/2014 2:02 PM

Estambul, 16 may (EFE).- La empresa propietaria de la mina de lignito de Soma, en Turquía occidental, en la que el martes murieron unos 300 obreros, declinó hoy toda responsabilidad en el accidente y aseguró no haber cometido errores, mientras continúa el descontento social contra las autoridades sobre la gestión del siniestro.

Los ejecutivos de Soma Holding, la compañía que se hizo con la gestión de la mina después de que esta fuera privatizada a partir de 2005, admitieron desconocer las causas del incendio que se declaró el martes al mediodía, pero rechazaron que fuera imputable a la falta de medidas de seguridad.

“Hay abundantes máscaras de oxígeno y se les hacen frecuentes controles”, aseveró Akin Çelik, un alto cargo de la empresa, en rueda de prensa.

Pero varios mineros, de entre los últimos que salieron con vida del pozo, declararon hoy en una entrevista con la cadena NTV que se quitaban las máscaras “porque estaban rotas”. “No duran más de diez minutos”, aseguraron.

El descontento se evidenció también en una manifestación de cientos de personas que recorrieron hoy el centro de Soma para protestar contra las políticas económicas del gobierno, a sus ojos responsables de la falta de medidas de seguridad en las minas.

La policía antidisturbios intervino con un cañón de agua a presión y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

El director general de la empresa Soma Holding, Ramazan Dogru, descartó que el fuego se debiera a la explosión de un generador eléctrico, versión oficial de los primeros días, y apuntó que el lignito se pudo incendiar por sobrecalentamiento.

Pese al desastre, la mina seguirá explotándose, salvo decisión de las autoridades en contra, avanzó en la citada rueda de prensa, el propietario de Soma Holding, Alp Gürkan.

Negó que la empresa emplease a obreros de subcontratas y reiteró que la mina había pasado todas las inspecciones de seguridad.

Akin Çelik reiteró que la compañía “no ha cometido errores de negligencia”, pese a admitir que la cámara de supervivencia, apta para 500 personas, no pudo ser utilizada por estar en fase de ser desmontada para ser trasladada a otro emplazamiento.

Según datos de la cadena CNNTürk, la ley turca no obliga a que las minas dispongan de una cámara de supervivencia.

Turquía no ha firmado la Convención de la Organización Internacional de Trabajo (OIT) sobre Salud y Seguridad en las Minas y las minas turcas tienen una tasa de muertes seis veces superior a la de China y 30 veces mayor que la de India y Sudáfrica.

La cifra de muertos en el desastre de Soma aún no se ha establecido con certeza, pero según avanzó hoy el ministro turco de Energía, Taner Yildiz, se situará entre los 299 y 302.

“Ya se han recuperado 284 cadáveres y falta un máximo de 18 por rescatar” señaló en rueda de prensa, reduciendo sus estimaciones del miércoles, que apuntaron a un balance de unos 350 muertos.

De los 787 mineros que trabajaban en el pozo en el momento del desastre, “485 se han salvado, 284 han muerto -todos menos uno ya entregado a sus familiares- y 18 siguen en el interior”, explicó el ministro turco.

Prometió que todas las minas en la región de Soma se someterán a una inspección para prevenir accidentes futuros.

Pero el malestar en Turquía sigue siendo alto, al difundirse varios vídeos en los que se observa cómo el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, durante su visita a Soma el miércoles, se encara con familiares de los mineros al oír gritos que piden su dimisión y, supuestamente, llega a golpear a algunas personas.

Un testigo afirmó en la emisora Kanal D haber sido abofeteado por Erdogan, pero lo disculpó señalando que el mandatario “había perdido el control”.

Tampoco calmó los ánimos el que el Gobierno turco defendiera a un asesor de Erdogan, Yusuf Yerkel, al que se le ve en una foto propinando patadas a un hombre tirado en el suelo, tras ser reducido por dos guardaespaldas del primer ministro en la visita a Soma.