Tráfico | T 53° H 61%

Béisbol | Noticias

El caso Despaigne muestra el alcance del bloqueo de EE.UU. a Cuba, dice diario oficial

WUNI News
05/17/2014 11:21 AM

La Habana, 17 may (EFE).- El caso del cubano Alfredo Despaigne, suspendido en la Liga Mexicana por un supuesto fraude con el pasaporte dominicano con que fue inscrito, muestra el alcance del bloqueo de EEUU a Cuba y las desventajas que impone a los atletas que no desertan de la isla, indicó hoy el diario oficial Granma.

“No hay que darle más vueltas a la noria, ni enredarse en la madeja de especulaciones, lo que ha ocurrido en la LMB con Alfredo Despaigne y el pasaporte falso con el que se dice fue inscrito en esa entidad (…) nos lleva a una sola lectura: el pelotero cubano para jugar béisbol fuera de su país está obligado a renunciar a este”, aseveró el rotativo.

“Lo tiene que hacer porque una ley federal estadounidense así lo dicta, no importa donde lo haga o quiera hacerlo, pues esa norma legislativa, obsoleta y rechazada casi por todas las naciones del mundo, es también extraterritorial”, apuntó, en referencia al bloqueo económico y comercial que EEUU aplica a la isla desde hace más de 50 años.

Despaigne, residente en Cuba y contratado por los Piratas de Campeche en las últimas dos temporadas, fue suspendido el jueves indefinidamente por la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) hasta que se aclare la situación de su pasaporte, después de que varios medios publicaron informaciones sobre la falsedad del documento.

Granma, portavoz oficial del gobernante Partido Comunista de Cuba, ofreció hoy detalles de la situación al explicar que la National Association, a la cual está afiliada la LMB, es un organismo que regula equipos de las Ligas Menores, que a su vez depende de las Grandes Ligas de Estados Unidos.

“Es por ello que la LMB tiene que cumplir con el requisito de que para que un pelotero cubano pueda jugar en México debe tener pasaporte de un país diferente al nuestro”, precisó.

El diario destacó que se trata de una situación única para los deportistas cubanos, si bien existen ventajas y otros mecanismos para contratar a los que desertan o salen ilegalmente de la isla.

La Federación Cubana de Béisbol (FCB), que negocia los incipientes contratos de los peloteros cubanos en ligas extranjeras después de que una nueva ley del Gobierno de Raúl Castro permitió esos convenios en 2013, negó ayer viernes cualquier responsabilidad en el supuesto fraude en el caso de Despaigne.

El Club Piratas de Campeche, por su parte, aseveró que “no ha violado ninguna ley mexicana para registrar a sus jugadores de otros países”.

Granma indica hoy que la FCB le ha asegurado que Despaigne salió de Cuba “con su pasaporte oficial, No. XO18019, y con un visado vigente y toda la documentación en regla”.

No obstante, el diario considera que la FCB debió “preguntar a la parte mexicana cómo se iba a establecer esa relación si se conocía de los impedimentos que hacen subordinarse a esa Liga a los designios de las Grandes Ligas”.

Por último, el periódico señala que ante la posibilidad de que los jugadores cubanos firmen con ligas foráneas, las autoridades de la isla “han de exigir en cualquier cancha o terreno deportivo igualdad de condiciones”, como mismo ha propuesto en la arena política el presidente Raúl Castro para un diálogo con EEUU.

Etiquetas