Tráfico | T 31° H 87%

Economía | Noticias

Educadores cumplen dos semanas en huelga por los atrasos salariales en Costa Rica

WUNI News
05/19/2014 5:22 PM

San José, 19 may (EFE).- Los maestros del sector público cumplieron hoy dos semanas en huelga indefinida debido a los atrasos salariales que les afectan desde hace tres meses, mientras el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, pidió consideración y que retomen sus labores.

“Hoy volvemos a retomar las calles de San José y mañana haremos una consulta al bloque de educación. Queremos ver cómo se sienten los trabajadores y cuál va a ser su accionar. Sabemos que esta tercera semana será desgastante”, dijo a Efe el presidente de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE), Gilberto Cascante.

Cientos de educadores recorrieron hoy las principales calles de San José hasta finalizar en el Ministerio de Hacienda, donde exigen que se les paguen sus salarios.

En otras vías que comunican con la capital se encuentran grupos regionales de docentes en manifestación.

Cascante manifestó que los sindicatos quisieran una pronta respuesta del Gobierno, pero no ven que exista “voluntad” para ello y por lo tanto continuarán en huelga hasta que se realicen los pagos que se les adeuda a más de 13.000 trabajadores.

El presidente Solís pidió la noche del domingo a los educadores, en una cadena de televisión, reanudar las clases, apelando a la “responsabilidad, vocación de servicio y solidaridad” y los invitó “a iniciar las clases sin demora” porque la patria “así lo demanda”.

El mandatario solicitó garantizar el derecho fundamental a la educación de casi un millón de estudiantes que hay en el país.

Solís, profesor universitario durante los últimos 30 años, se ha solidarizado con los docentes y ha expresado que han hecho lo “humanamente posible” para poner al día los salarios.

El Gobierno ha anunciado que los pagos se harán el 26 de mayo y no antes, como lo exigen sindicatos, porque podría poner en riesgo el orden de las finanzas del sector público.

El mandatario ha encontrado este problema como un lastre de la Administración de Laura Chinchilla (2010-2014), ocasionado por fallos tecnológicos a la hora de migrar a un sistema de pagos más moderno del Ministerio de Hacienda.

El Gobierno ha garantizado que no habrán sanciones ni reducción de salarios para quienes han estado en huelga indefinida.