Tráfico | T 43° H 87%

Nacionales | Noticias

EE.UU. quiere ver pruebas “claras y firmes” de la retirada de tropas rusas

WUNI News
05/19/2014 12:38 PM
Actualizada: 05/19/2014 5:40 PM

Washington, 19 may (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos dijo hoy que dará la bienvenida al anuncio de Rusia de que ha ordenado la retirada de sus tropas desplegadas en la frontera con Ucrania solo si ve pruebas “claras y firmes” de que lo lleva a cabo.

“Si Rusia retira sus tropas de forma transparente y significativa, le daremos la bienvenida, pero por ahora no hemos visto si ha habido movimiento”, señaló un alto funcionario estadounidense, que pidió el anonimato, en una conferencia de prensa telefónica.

“Queremos ver pruebas claras y firmes de ese movimiento (de tropas) antes de juzgarlo”, agregó.

Por el momento “no hemos visto señal de ningún movimiento” de tropas rusas en la frontera con Ucrania, dijo también el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, respecto al anuncio de retirada de Rusia.

Carney recordó que Rusia ya ha hecho en el pasado anuncios parecidos sin cumplirlos, como el realizado a finales de marzo.

El portavoz aseguró que Estados Unidos cuenta con la capacidad para confirmar si las tropas rusas se repliegan, pero “todavía no hemos visto ninguna señal de que éste sea el caso”.

El Kremlin llamó este lunes al Gobierno ucraniano a poner fin de inmediato a la “operación de castigo” en el sureste del país y a retirar las tropas de esa región, al tiempo que ordenó el regreso a sus cuarteles de sus propias fuerzas desplegadas en la frontera con Ucrania.

Según el Kremlin, esta decisión fue adoptada debido al “término de la fase primaveral de instrucción de las tropas”.

No obstante, el secretario general de la Alianza Atlántica (OTAN), Anders Fogh Rasmussen, aseguró unas horas después que “no hay ninguna evidencia” de que las tropas rusas desplegadas junto a la frontera ucraniana hayan empezado a retirarse.

La presencia de tropas rusas en la frontera con Ucrania ha sido uno de los factores a los que han apuntado EE.UU. y la Unión Europea (UE) para acusar a Moscú de “desestabilizar” a su vecino.