Tráfico | T 51° H 52%

Latinoamérica | Noticias

Fiscalía paraguaya rechaza exigencia de líder de guerrilla para liberar rehén

WUNI News
05/20/2014 5:39 PM
Actualizada: 05/20/2014 6:10 PM

Asunción, 20 may (EFE).- El fiscal general del Estado de Paraguay, Javier Díaz Verón, rechazó cualquier posibilidad de liberar a miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) que están en prisión a cambio de la entrega de un joven que fue secuestrado el pasado 2 de abril, como exigió hoy un líder guerrillero.

Alcides Oviedo, que está encarcelado desde 2004 y cumple una condena por secuestro, comunicó la demanda en una breve carta manuscrita entregada a la Asamblea Permanente de Derechos Humanos, un grupo que intenta interceder para la puesta en libertad del rehén y que divulgó el documento.

“Lo manifestado es inadmisible en un Estado como el Estado paraguayo, donde están vigentes las leyes”, dijo Díaz Verón en una rueda de prensa.

“No existe la más mínima posibilidad de siquiera pensar en eso”, explicó.

El Fiscal General anunció la apertura de una investigación penal sobre la declaración de Oviedo, para constatar si constituye un delito.

“Admite cuanto menos una participación (en el secuestro) como instigador”, aseveró.

También dijo que la Fiscalía analizará a la propia Asamblea Permanente de Derechos Humanos, cuyos miembros acudieron hoy a la Agrupación Especializada de la Policía Nacional, donde está encarcelado Oviedo, para presentarle una carta en la que pedían la liberación de Arlan Fick, el joven de 16 años secuestrado.

“No dejamos de analizar la conducta de las personas que remitieron esa carta. Hay que reconocer que la misma condicionó una reacción, que fue la respuesta” de Oviedo, dijo el fiscal general.

En su nota, el líder guerrillero asevera que en lo que a él respecta “no habrá ninguna orden de liberación si eso no implica como contrapartida una orden de liberación de todos los epepistas que sufren en las cárceles del Gobierno”.

En el documento, Oviedo se dirigió a los miembros de la Asamblea como “señores provocadores de los colorados (en referencia al Partido Colorado, en el poder), defensores de latifundistas y matones de estancia”.

El joven fue capturado el 2 de abril tras un enfrentamiento en el que murieron dos guerrilleros y un militar, después de que un grupo del EPP asaltara una estancia en Paso Tuyá, en el departamento de Concepción.

La familia del adolescente afirma que cumplió con las condiciones de la guerrilla para liberarlo, consistentes en la difusión de un vídeo propagandístico y el reparto de alimentos por valor de 50.000 dólares en dos comunidades pobres.

Díaz Verón calificó al EPP como un grupo de delincuentes comunes, “que causan zozobra, muertes, chantajean y secuestran”.

“No va a venir un grupo criminal a establecer pautas de conducta al Estado paraguayo en base a la coacción, a la presión, al chantaje”, añadió.

La Fiscalía estima que el EPP, al que las autoridades atribuyen más de 30 muertes desde 2005, cuenta con unos 20 militantes en total, en base a dos vídeos difundidos en enero por la guerrilla, en los que aparecían portando armas automáticas.