Tráfico | T 74° H 79% | Powered by Yahoo! Weather

Baloncesto | Noticias

La NBA acelera el proceso de expulsión de Sterling

WUNI News
05/20/2014 3:41 AM

Houston (EEUU), 20 may (EFE).- La NBA confirmó a través de un comunicado oficial que ya inició el proceso de expulsión del dueño de Los Ángeles Clippers, Donald Sterling, al que cada día le ponen alguna violación nueva a la constitución interna de la organización.

Sterling, de 80 años, de ser el dueño más veterano que hay en la NBA ha pasado por su comentarios racistas contra los negros que hizo en una conversación privada, grabada de forma ilegal, en el objetivo de crítica y rechazo de todos los estamentos dentro de la liga, incluidos los jugadores, que ya han dicho que tiene que irse.

Algunos jugadores, al menos comienzan a admitir con cierta racionalidad, que el proceso de expulsión de Sterling no será nada fácil, algo que la NBA ya tiene asumido desde le principio porque el multimillonario dueño no sólo va a defenderse dentro de los derechos que le otorga la propia constitución interna sino a través de los tribunales de justicia, algo que nadie desea.

Pero la NBA en un comunicado de prensa recuerda que si el 75 por ciento de los miembros de la Junta de Gobernadores votan a favor de removerlo, entonces las acciones de Sterling serán terminadas y comenzará la búsqueda de un nuevo dueño.

De inmediato el abogado de Sterling, Maxwell Blecher, que recibieron en mano los nuevos cargos que pesan en su contra, de acuerdo a la NBA, de inmediato mandaron un correo electrónico a la liga en la que solicitaban a su asesor jurídico Rick Buchanon, que solicitaban tres meses de aplazamiento, como establece la constitución interna.

Tan sólo el dueño tendrá que hacer la petición en los cinco días hábiles desde que recibió los cargos.

Blecher no ha querido hacer comentarios sobre la establecido por la NBA, pero ya la pasada semana les envió una carta en las que les anunciaba que Sterling no pagaría la multa de 2,5 millones con la que fue sancionado por el comisionado Adam Silver, y también les adelantó que si su cliente no recibía un proceso “justo” y “legal” en la búsqueda de forzarlo a vender el equipo llegaría a los tribunales de justicia.

Este proceso consiste en que Sterling tenga la oportunidad de responder a los cargos y tendrá tiempo hasta el próximo 27 de mayo.

También podrá asistir y hacer una presentación, y esa audiencia sería el 3 de junio y estaría presidida por Glen Taylor, dueño de los Timberwolves de Minnesota.

Esto no significa que el camino será fácil para la NBA, pero Silver ya dijo que confía en tener los votos suficientes como para dar este próximo paso.

De todas formas se espera una ardua batalla legal por parte de Sterling y sus abogados, algo que podría ser complicado aún más por el rol prominente que está tomando su esposa Shelly en las últimas semanas.

La historia comienza a complicarse porque tiene varios aspectos tantos de organización interna de la NBA como legales que no serán nada fácil superar.

El caso de la NBA se sustenta en que las declaraciones racistas de Sterling realizadas a su “amante” V. Stiviano atentan contra la relación comercial y moral que tienen con los fanáticos y diversos patrocinadores.

Los Clippers perdieron a varios de ellos de forma inmediata (Red Bull, Chumash Casino, Mercedes, Virgin America y CarMax) mientras que otros suspendieron su convenio hasta que haya más claridad en la situación.

Sterling además en una serie de entrevistas, particularmente la realizada por Anderson Cooper de CNN, en su show AC360, no buscó el perfil bajo sino todo lo contrario de a conocer aspectos de su relación con Stiviano y que en absoluto sus declaraciones estuvieron motivadas por cuestiones de racismo sino de “celos” ante el comportamiento de su “amante”, que además le puso la “trampa”.

El veterano dueño de los Clippers, aunque pidió disculpas y admitió que había cometido un “grave error”, también atacó a Magic Johnson y a los miembros de varias minorías, debilitando aún más su imagen y prácticamente sepultando sus posibilidades de mantenerse al frente del equipo.

La NBA también acusó a Sterling de sacar un comunicado con información falsa acerca del asunto en el primero que dio a conocer el equipo después que salieron a la luz sus declaraciones en la página social de TMZ.

En cuanto a las caras visibles del equipo, el entrenador Doc Rivers y los jugadores bajo contrato, el consenso es que la NBA llegará a una resolución favorable tarde o temprano.

Sin embargo, Rivers ya dijo que será una temporada baja complicada, y varios jugadores como el ala-pivote Blake Griffin reconocieron que esto no sucederá de la noche a la mañana y no sabrían cual sería su futuro.

Incluso el CEO contratado por la NBA, el ejecutivo Dick Parsons, al que también se le ha recordado que tiene una hija fuera del matrimonio, reconoció que el asunto no se resolverá antes de julio.

Dado por asumido que Sterling luchará hasta el final en los juzgados, sin saber tampoco que pasará con su esposa Shelly que posee el 50 por ciento de las acciones del equipo y quiere mantener al equipo.

El abogado de Shelly Sterling, Pierce O’Donnell, en un comunicado dijo que la gran cantidad de cargos que les han sido enviados para iniciar el proceso de venta del equipo no tienen ningún fundamento legal de cara a su cliente.

También por primera vez Leon Jenkins, expresidente de la organización NAACP, de Los Ángeles, organización que lucha por los derechos de los negros en Estados Unidos, reconoció que sólo se conocen parte de los hechos en los que ha participado Sterling.

“Sus comentarios no han sido los más afortunados ni pueden ser defendidos, pero no estoy seguro que conocemos todos los hechos”, comentó Jenkins. “Además, estamos hablando que se le debe garantizar el derecho a la privacidad, dado que son pensamientos privados y hechos en su propia casa”.