Tráfico | T 30° H 77%

Economía | Latinoamérica | Noticias

Una manifestación paraliza la mitad de las terminales de autobuses de Sao Paulo

WUNI News
05/20/2014 9:07 PM
Actualizada: 05/21/2014 2:52 AM

Sao Paulo, 21 may (EFE).- Una manifestación sorpresiva de conductores del servicio público paralizó este martes 14 de las 28 terminales de autobuses de Sao Paulo y dejó varados a miles de habitantes de la mayor ciudad brasileña cuando intentaban regresar a sus hogares, informaron fuentes oficiales.

Los conductores, sin anuncio previo, bloquearon las terminales con sus vehículos al final de la tarde de este martes y obligaron a los pasajeros a abandonar los autobuses a mitad de camino.

Los manifestantes dijeron estar insatisfechos con el acuerdo firmado el lunes entre el sindicato que los representa y los propietarios de las empresas de transporte por el que les fue concedido un aumento salarial del 10 % a los conductores de autobuses, que exigen un reajuste del 30 %.

La manifestación se produjo a 23 días del inicio del Mundial de fútbol que Brasil organizará entre el 12 de junio y el 13 de julio y cuya proximidad ha sido aprovechada por varios sindicatos para presionar, con huelgas y manifestaciones, por sus reivindicaciones laborales.

Según la Secretaría de Transportes de la ciudad de Sao Paulo, las 14 terminales afectadas fueron cerradas por los conductores y los pasajeros tuvieron que acudir a las estaciones de metro y de trenes metropolitanos para intentar seguir su camino a casa.

La manifestación, sumada a otras promovidas hoy en Sao Paulo por profesores en huelga y otros sindicatos, provocaron embotellamientos en cerca de 173 kilómetros de calles, por encima del promedio de 122 kilómetros a la misma hora.

La alcaldía de Sao Paulo reaccionó inmediatamente y suspendió las restricciones con las que limita el número de vehículos circulando diariamente de acuerdo a su placa.

“Se trata de un comportamiento inesperado e incomprensible. La población tuvo que pagar por algo de lo que no tiene la culpa ni estaba enterada”, afirmó el alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad, en una rueda de prensa.

El sindicato de conductores de autobuses de Sao Paulo atribuyó la manifestación a pequeños grupos y alegó que el ajuste salarial acordado fue aprobado en una asamblea en la que participaron 4.000 trabajadores.

De acuerdo con el sindicato, los trabajadores consiguieron un aumento del 10 % que debe ser celebrado debido a que las empresas ofrecían inicialmente un reajuste del 5 %.

Los conductores de autobuses de Río de Janeiro realizaron dos huelgas en el último mes igualmente insatisfechos con los acuerdos alcanzados por el sindicato que los representa y paralizaron durante tres días la segunda mayor ciudad de Brasil.