Tráfico | T 55° H 96%

Economía | Latinoamérica | Noticias

Extrabajadores de Pluna logran un crédito para iniciar una nueva compañía aérea

WUNI News
05/21/2014 5:52 PM

Montevideo, 21 may (EFE).- Los extrabajadores de la aerolínea de bandera uruguaya Pluna lograron hoy la línea de crédito público que necesitaban para comenzar a volar y comenzaron los primeros trabajos para la habilitación técnica de una nueva compañía que pretende volar en noviembre con el nombre de Alas U.

Según confirmó a Efe Nicolás de los Santos, uno de los dirigentes de la nueva empresa, que será propiedad de una asociación civil formada por antiguos empleados de Pluna, el acuerdo alcanzado con el Gobierno uruguayo permitirá acceder a una línea de crédito de 15 millones de dólares del Fondo para el Desarrollo (FONDES) y que servirá para poner en marcha la compañía.

“Hoy se acordó el contrato final entre el FONDES y nosotros, que se firmará el lunes. Pero ya mismo estamos en los trámites con las autoridades aeronáuticas para que certifiquen a la empresa y se dé inicio a la aerolínea”, explicó De los Santos.

Ese dinero se empleará “tanto en la fase preoperativa, como la capacitación de pilotos y reentrenamiento del personal” como en pagar gastos del inicio de los trabajos como “alquileres de aviones o pagar oficinas comerciales”.

“Calculamos que en noviembre estaremos volando. En el plan de negocio está previsto que en el primer año haya vuelos a Buenos Aires, Sao Paulo, Asunción y Río de Janeiro. Y luego añadiremos Porto Alegre, Rosario, Córdoba y Curitiba”, indicó.

Alas U estará conformada por 235 antiguos trabajadores de Pluna y su puesta en marca es “el resultado de un año y pico de lucha” de estas personas que se quedaron sin trabajo cuando la empresa entró en quiebra en julio de 2012.

“Evidentemente para todos nosotros es una satisfacción poder volver a trabajar en lo que sabemos y devolverle a un país tan chico como Uruguay y tan necesitado de comunicase, una compañía aérea”, añadió De los Santos.

El 9 de julio de 2012, Pluna, propiedad del grupo argentino Leadgate en un 75 % y del Gobierno uruguayo en el 25 % restante, se declaró en quiebra y una semana después el Parlamento aprobó su liquidación debido a la crítica situación financiera, con una deuda de 300 millones de dólares.

Pluna operaba unos 250 vuelos semanales desde y hacia Argentina, Brasil, Chile y Paraguay, lo que suponía cerca del 80 por ciento del total de vuelos en Uruguay.

Para paliar parte de la deuda de Pluna y tratar de recobrar la conectividad aérea del país, el Gobierno intentó subastar siete de los aviones de la empresa, en una maniobra que quedó abortada tras un escándalo en el que estuvo envuelto el presidente de la aerolínea argentina BQB, Juan Carlos López Mena y varios jerarcas del Gobierno.

Mientras, los empleados que fueron despedidos se enfrascaron en la búsqueda de socios o de otro tipo de soluciones para reflotar la compañía o formar una nueva, idea que era defendida por el Gobierno pero que era puesta en duda por la amenaza de posibles juicios por deudas que Pluna podría afrontar en el exterior.