Tráfico | T 56° H 97%

Nacionales | Noticias

Los moderados se imponen a la línea dura republicana en la ronda de primarias en EEUU

WUNI News
05/21/2014 9:31 AM

Washington, 21 may (EFE).- Los candidatos moderados derrotaron hoy a los de la línea más dura del Partido Republicano en las primarias celebradas esta noche en seis estados de cara a las elecciones legislativas del 4 de noviembre en las que los demócratas se juegan mantener el vital control del Senado.

Ejemplo de esta tendencia fue la victoria holgada en Kentucky del líder de la minoría republicana en la Cámara Alta, Mitch McConnell, sobre Matt Bevin, un candidato que tenía el apoyo del movimiento ultraconservador Tea Party.

Lo que revelaron las primarias de hoy, con los republicanos moderados imponiéndose a los candidatos de la línea más dura del partido, supone un motivo más de preocupación para los demócratas, que enfrentan unas elecciones difíciles y que tenían la esperanza de que la oposición escogiera nombres del ala más conservadora para quedarse con el voto centrista que no comulga con las tesis republicanas más radicales.

McConnell librará una de las batallas más reñidas y costosas de las elecciones legislativas al enfrentarse a la candidata demócrata y secretaria de estado de Kentucky, Alison Lundergan Grimes, que no tuvo oponente en su partido y que está ya inmersa en una intensa campaña de recaudación de fondos.

Kentucky es uno de los dos estados, junto con Georgia, donde los demócratas tienen esperanzas de arrebatar escaños del Senado a los republicanos, una Cámara que no pueden permitirse perder ya que dejaría al presidente estadounidense, Barack Obama, sin apenas margen de maniobra con el Congreso controlado totalmente por la oposición.

En las elecciones de noviembre se renovará un tercio del Senado (33 de 100) y la totalidad de los escaños en la Cámara de Representantes, donde seguirán dominando los republicanos según todos los pronósticos.

McConnell tiene a su favor que Obama es muy impopular en Kentucky, mientras que Grimes esgrimirá como baza que ella trabaja en el estado y su oponente lleva “demasiado tiempo” en Washington y desconectado de la realidad local -en sus propias palabras-.

En Georgia, los republicanos escogieron para optar al Senado a David Perdue y Jack Kingston, dos candidatos que tendrán que desempatar en junio y que derrotaron a dos oponentes del ala más conservadora del partido.

Perdue o Kingston, uno de los dos, tendrá que enfrentarse a la candidata demócrata, Michelle Nunn, hija del exsenador Sam Nunn.

En Oregon, la doctora Monica Wehby venció al más conservador Jason Conger, legislador en la asamblea estatal, y deberá competir con el senador demócrata Jeff Merkley.

Lo mismo ocurrió en Idaho, donde el legislador de la Cámara de Representantes Mike Simpson -cercano al presidente de la Cámara baja, John Boehner- derrotó a un oponente respaldado por los sectores más conservadores del partido, Bryan Smith.

En Arkansas no hubo competición en las primarias al Senado, ya que el senador demócrata Mark Pryor y el legislador republicano de la Cámara baja Tom Cotton obtuvieron sus candidaturas sin oposición.

En Pensilvania el resultado de las primarias que centró la atención fue la derrota de la exlegisladora demócrata Marjorie Margolies, la suegra de Chelsea Clinton -única hija de la ex secretaria de Estado y ex primera dama Hillary Clinton-.

Margolies aspiraba a competir por un puesto en la Cámara de Representantes y en su campaña recibió el apoyo de los Clinton.

Con los resultados de hoy en la mano, los republicanos han optado por candidatos más sólidos y de posturas menos radicales con el firme propósito de arrebatar a los demócratas el Senado, lo que pondría extremadamente difícil a Obama el sacar adelante en los términos que desearía algunas de sus grandes promesas aún pendientes, como la reforma migratoria, antes de abandonar en dos años la Casa Blanca.

Cristina García Casado