Tráfico | T 48° H 74%

Noticias

El Ejército de Sudán del Sur necesita reformarse para evitar rebeliones internas

WUNI News
05/22/2014 10:36 AM
Actualizada: 05/22/2014 11:31 AM

Yuba, 22 may (EFE).- El Ejército de Sudán del Sur necesita abandonar su doctrina de lucha y resistencia para convertirse en una institución estatal con la finalidad de evitar más rebeliones en su seno, según analistas locales consultados por Efe.

Hasta el momento han fracasado y carecido de apoyo todos los intentos desplegados para transformar el Ejército Popular de Liberación de Sudán (del sur, EPLS) en una institución nacional, tanto a nivel de su composición como de su doctrina militar.

Según los analistas, uno de los principales motivos del fracaso se debe a que el Gobierno enroló en las filas castrenses a milicias que combatían contra el propio EPLS y el régimen de Jartum.

Se trató de un intento de unificar a todos bajo un único paraguas nacional en Sudán del Sur, que se independizó en julio de 2011 de Sudán.

Sin embargo, la mayoría de esas milicias pertenecían a tribus y grupos específicos, por lo que crearon bloques y nuevas lealtades dentro del Ejército oficial sursudanés, lo que facilitó la polarización y las diferencias políticas internas.

En ese sentido, el experto y profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Yuba, James Ukuk, cree que el EPLS “ha cumplido con su necesario deber de resistencia y ha logrado la independencia, pero es preciso que ahora haya un ejército de Estado”.

“Se debe pensar en fundar un nuevo ejército”, apostilla.

Por su parte, el columnista y analista político del diario Al Masir, Ayo Loul Ayo, recuerda que el conflicto armado que vive actualmente el país reproduce de algún modo lo que sucedió en 1991, cuando el dirigente opositor Riak Machar se rebeló contra el EPLS.

Entonces, dicha insurrección derivó en duros combates que culminaron con el retorno del dirigente rebelde a las filas de esa organización fundada por John Garang.

Este líder histórico falleció en un accidente aéreo tras firmar en 2005 el acuerdo de paz con el Gobierno sudanés, poniendo fin a más de dos décadas de conflicto entre el norte musulmán y el sur cristiano animista.

Más de veinte años después de aquella rebelión, en diciembre pasado el mismo Machar fue acusado de perpetrar un fallido golpe de Estado contra el presidente del país, Salva Kiir, coincidiendo con enfrentamientos entre partidarios y detractores del régimen, que continúan a día de hoy.

Ayo opina que esas disensiones internas son un asunto “natural y evidente” dentro del partido gobernante Movimiento Popular de Liberación de Sudán (del sur, MPLS) por el vínculo histórico que tiene con las Fuerzas Armadas.

“Las diferencias políticas dentro del MPLS desencadenaron la división del Ejército, dañando el prestigio de esa institución”, recalca.

La idea de la creación de ese ejército popular comenzó como una revolución armada para combatir la marginación económica, social y política que vivían las regiones del sur, este y norte de Sudán bajo los sucesivos gobiernos de Jartum.

El EPLS incluyó a grupos de todas esas zonas, hecho que le otorgó carácter nacional, y después de la independencia del sur se convirtió en las Fuerzas Armadas oficiales del país, que la nueva Constitución desvincula del MPLS aunque en la práctica persistan los lazos.

Mientras, los grupos sudaneses pasaron a denominarse ELPS-Sector Norte y prosiguieron su lucha contra el Gobierno de Jartum desde las provincias de Kordofán del Sur y Nilo Azul.

El pasado 16 de mayo se cumplieron 31 años de la fundación del EPLS, que se ha visto afectado por la rebelión de Machar, la primera desde la independencia del país en 2011.

La institución castrense celebró su aniversario bajo el lema “Al poder se llega mediante las urnas y no con el fusil”.

En esa ocasión, Kiir ofreció un discurso en el que llamaba a “instaurar la paz y superar las heridas”.

“El aniversario de este año se produce después del conflicto que estalló entre los dirigentes del MPLS Salva Kiir y Machar”, destaca, por su parte, el investigador de la Universidad de Harvard, Luka Biong.

La crisis “lamentablemente ha afectado a todo el país y generado confusión en las filas del EPLS, por lo que se requieren reformas para que este refleje realmente la diversidad nacional del país”, añade el experto. Atem Mabior