Tráfico | T 63° H 65%

Noticias

El Gobierno panameño pide derogar el artículo que prohíbe el matrimonio homosexual

WUNI News
05/22/2014 10:21 PM

Panamá, 22 may (EFE).- El Gobierno de Panamá presentó hoy ante el Parlamento un proyecto legislativo que pide suprimir de una ley recientemente aprobada el artículo que prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El proyecto legislativo busca modificar la ley 7 del 8 mayo de 2014 al plantear la derogación del artículo 40 de dicha norma, que dice expresamente que “se prohíbe el matrimonio entre individuos del mismo sexo”.

Ese artículo 40 está contenido en el Código de Derecho Internacional Privado de la República de Panamá, que fue adoptado mediante la ley 7 del 8 de mayo pasado.

En su momento se interpretó que la adaptación del Código también estableció que Panamá no reconoce las uniones del mismo sexo oficializadas en otros países.

El ministro panameño de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega, dijo al presentar el proyecto legislativo ante la Asamblea Nacional (AN) que con el fenómeno de la globalización “se han variado los conceptos estereotipados con relación a la aprobación de materializar, bajo la figura del matrimonio, la unión de dos personas del mismo sexo”, indicó un comunicado del Parlamento.

“Panamá no escapa a esta realidad porque cuenta entre su población con una representativa comunidad de personas homosexuales que reclaman a los Gobiernos la materialización de la igualdad de derechos con relación al resto de los ciudadanos, específicamente, a permitirles contraer matrimonio dentro de los parámetros que exige la ley”, afirmó Fábrega.

La Asamblea Nacional, que inició ayer un período de sesiones extraordinarias que se extenderá hasta el 30 de junio próximo, indicó que el proyecto de ley “será discutido conforme al procedimiento establecido”, de tres debates, “y se convierta en ley de la República”, tras su sanción por la Presidencia panameña.

La Constitución panameña habla solo del matrimonio entre personas de distinto sexo, lo que es interpretado por activistas de la comunidad de lesbianas, gais, bixesuales y transexuales (LGBT) local como el primer y mayor impedimento para la aprobación legal de la unión homosexual.

A inicios de mes, tras la entrada en vigor de la Ley 7 del 8 de mayo de 2014, el líder de la Asociación de Hombres y Mujeres Nuevos de Panamá, Ricardo Beteta, dijo a Efe que esa norma era “un revés en el tema de derechos humanos en el país”.

Beteta aseveró que en Panamá con el paso de los años “se ha ido cerrando el paso al tema” de los derechos de esa población LGBT, con la única excepción de 2008, cuando el entonces presidente Martín Torrijos (2004-2009) “derogó el Decreto 149 que sancionaba la práctica de la homosexualidad con cárcel y multas”.

La aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo “viene a ser como la cereza del pastel”, añadió Beteta al resaltar que lo primero es lograr que el Estado panameño reconozca los derechos de la comunidad LGBT.