Tráfico | T 28° H 31%

Economía | Noticias

P.Rico aprueba enmienda para limpieza de artefactos explosivos en isla Culebra

WUNI News
05/22/2014 5:40 PM

San Juan, 22 may (EFE).- La Cámara de Representantes federal aprobó una enmienda al proyecto de Autorización de la Defensa Nacional para el año fiscal 2015 que permite al Departamento de Defensa de EE.UU. poner en marcha la retirada de los artefactos explosivos sin detonar en la pequeña isla puertorriqueña de Culebra.

El representante de Puerto Rico ante el Congreso en Washington, Pedro Pierluisi, informó a través de un comunicado que la versión del Senado de la enmienda, presentada por los senadores Richard Blumenthal de Connecticut y Kirsten Gillibrand de Nueva York, fue aprobada también hoy por la Comisión de las Fuerzas Armadas de la Cámara alta.

Pierluisi recordó que el Cuerpo de Ingenieros está limpiando ciertas áreas en Culebra, aunque el Departamento de Defensa sostiene que una ley federal del 1974 prohíbe el uso de fondos federales para descontaminar una parcela específica de 570 acres que constituyó parte de la zona de campo de tiro. De ese terreno, unos 400 acres fueron traspasados al Gobierno de Puerto Rico en 1982.

Como resultado de esa interpretación restrictiva, la parcela de 400 acres en Culebra es la única zona que el Gobierno federal sostiene que está impedido de limpiar por ley en EE.UU.

Dijo que la enmienda permitirá al Cuerpo de Ingenieros limpiar esa isla de uso frecuente que incluye la famosa Playa Flamenco, las áreas de acampada, un sendero peatonal y otras playas.

“La situación actual es un riesgo para la seguridad humana, ya que en esta zona de Culebra, visitada por más de 300.000 personas al año, hay bombas sin detonar”, dijo Pierluisi.

En marzo pasado, Pierluisi encabezó una carta, suscrita por otros 16 miembros de la Cámara de Representantes y el Senado federal, dirigida al secretario de Defensa, Chuck Hagel, instando a su departamento a cumplir con su responsabilidad de realizar los trabajos de limpieza en Vieques y Culebra.

La carta señalaba que, desde 1995, han ocurrido más de 70 incidentes en los que personas han encontrado municiones que pudieron haber causado grave daño.