Tráfico | T 69° H 84%

Mundo

Bosnia, Croacia y Serbia centradas en prevenir epidemias tras las riadas

WUNI News
05/23/2014 12:24 PM

Belgrado, 23 may (EFE).- Serbia, Bosnia y Croacia empezaron hoy a volver a la normalidad tras las fuertes riadas que devastaron la región, con las tareas centradas sobre todo en la prevención de epidemias por los miles de cadáveres de animales en descomposición.

En Serbia, las autoridades advierten de que la alerta seguirá en los próximos cinco o seis días, un período tras el que se espera una paulatina bajada de los niveles del Sava y otros ríos de las zonas críticas, sobre todo en el oeste y centro del país.

Las autoridades serbias elevaron hoy a 33 el número de fallecidos encontrados en las zonas afectadas, de los que 13 son víctimas directas de las inundaciones, pero las cifras exactas se conocerán después de las autopsias.

En 19 municipios de Serbia es todavía grave la situación, en especial en Obrenovac, la ciudad más afectada, de la que fueron evacuadas 25.000 personas y que aún está bajo el agua en un tercio de su superficie.

Mientras, se intensifica la limpieza de las zonas de las que se ha retirado el agua, para prevenir brotes de epidemias o infecciones.

Sólo en Obrenovac, cercana a Belgrado, han sido recogidas hasta ahora más de 200 toneladas de cadáveres de animales.

Serbia deberá afrontar un gran desafío para combatir los efectos de las riadas, que causaron enormes daños materiales y destrucción en las infraestructuras.

En la vecina Bosnia-Herzegovina, donde han muerto al menos 24 personas, todavía hay zonas inundadas en el norte, en torno al Sava, pero el agua sigue remitiendo paulatinamente.

Las autoridades locales temen el brote de enfermedades infecciosas, y aunque no se ha registrado ninguna hasta ahora, los expertos animan a desinfectar cuanto antes las superficies que se limpian de barro y basuras de todo tipo.

Es alarmante en las zonas inundadas la presencia de miles de cadáveres de animales, sobre todo de vacas y cerdos, en proceso de descomposición.

“Urge retirar los animales muertos de los ríos para su incineración”, señaló hoy Nihad Fejzic, decano de la Facultad de Veterinaria en Sarajevo.

También en la ciudad de Doboj, otra de las más afectadas por las inundaciones, las riadas han dejado grandes cantidades de basura al retirarse el agua.

En otras zonas la situación se normaliza poco a poco y en la ciudad de Maglaj se ha reanudado el suministro de electricidad, aunque Doboj y otras aún están sin luz.

La Unión Europea (UE) ayuda a Bosnia con equipos de rescate, bombas de extracción de agua, helicópteros, generadores de electricidad, aparatos de purificación de agua y otros equipos, y anunció apoyo de los fondos comunitarios para la reconstrucción.

En el este de Croacia todavía inundado, la comisaria europea de Ayuda Humanitaria, Kristalina Georgieva, destacó hoy que la tarea más urgente es impedir las epidemias y anunció ayuda para ese fin, informó la agencia de noticias croata “Hina”.

Georgieva advirtió de que “los mosquitos son un gran peligro”, y anunció actividades conjuntas con las autoridades croatas para “impedir los riesgos” para la salud.

la comisaria advirtió de que debido al cambio climático la región balcánica se ha convertido en una zona de alto riesgo y dijo que para Europa serán una prioridad las inversiones para prevenir en el futuro inundaciones de este tipo o incendios.