Tráfico | T 54° H 45%

Mundo | Nacionales

EE.UU. cauteloso ante la promesa de Putin de respetar las elecciones de Ucrania

WUNI News
05/23/2014 3:00 PM

Washington, 23 may (EFE).- El Gobierno de Estados Unidos reaccionó hoy con cautela al anuncio del presidente ruso, Vladímir Putin, de que su país reconocerá el resultado de las elecciones presidenciales del domingo en Ucrania, si bien confió en que cumpla esa promesa.

“Daríamos la bienvenida a una indicación de Rusia de que aceptarán los resultados de unas elecciones libres, justas y democráticas en Ucrania”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en declaraciones a los periodistas.

Putin aseguró hoy que su Gobierno va a “respetar y reconocer el voto que expresen los ucranianos”, aunque subrayó que el depuesto mandatario Víktor Yanukóvich “sigue siendo el presidente en activo” de Ucrania.

Preguntado por si cree en la promesa de Putin, Carney respondió: “Tendremos que ver si en efecto Rusia reconoce al Gobierno ucraniano y el vencedor de las elecciones presidenciales y después da pasos para relacionarse con ellos”.

El portavoz de la Casa Blanca recordó que Putin no ha sido “preciso” en varias de sus declaraciones sobre la crisis ucraniana, entre ellas las acusaciones estadounidenses sobre su supuesto rol a la hora de instigar la transición de poder en el país.

EE.UU. también acusa a Rusia de no haber cumplido su promesa de retirar sus tropas de la frontera con Ucrania y el jueves Carney afirmó que los servicios de inteligencia estadounidenses han visto “algo de movimiento” de los soldados rusos, pero nada “lo suficientemente definitivo como para representar una retirada”.

Tanto EE.UU. como la Unión Europea han amenazado a Rusia con agudizar sus sanciones en su contra en caso de que perturbe de alguna forma la celebración de las elecciones ucranianas, que tendrán lugar en plena escalada del conflicto en el este rusohablante del país.

El presidente estadounidense, Barack Obama, afirmó a principios de este mes que el “próximo caso” en la represalia de Occidente a Moscú sería “un régimen más amplio de sanciones sectoriales”, que podrían afectar a los sectores energético y bancario rusos.