Tráfico | T 46° H 71%

Mundo | Nacionales

EE.UU. envía un crucero con misiles al Mar Negro

WUNI News
05/23/2014 8:02 AM

Washington, 23 may (EFE).- El crucero Vella Gulf, de la Marina de Guerra de Estados Unidos, ingresará hoy en el Mar Negro tres días antes de un controvertido plebiscito convocado por separatistas en el este de Ucrania, informaron fuentes militares.

La Marina de Guerra de EE.UU. indicó que el Vella Gulf, equipado con misiles guiados y con una tripulación de alrededor de 400 marinos y oficiales, fue destacado de la Sexta Flota para la misión en el Mar Negro.

Según el comunicado oficial el crucero, cuyo puerto de origen es la base de Norfolk, en Virginia, ingresará en la región “para promover la paz y la estabilidad”.

Desde que se intensificaron las tensiones en Ucrania, EE.UU. ya ha enviado al Mar Negro los destructores Truxtun y Donald Cook, y la fragata Taylor. La Marina no aclaró si todas estas naves permanecen hoy en el Mar Negro.

La presencia del Vella Gulf aumenta el poder de fuego ya que el crucero tiene dos cañones de 125 milímetros y dos baterías completas de lanzamisiles.

Los gobiernos de Estados Unidos y sus aliados en Europa, al igual que el de Rusia, han indicado que no reconocerán los resultados del plebiscito convocado por los separatistas, cuyos enfrentamientos con las fuerzas del gobierno de Kiev han dejado más de 125 personas muertas.

El jefe de operaciones navales, almirante Jon Greenert, dijo el miércoles en un encuentro con periodistas que la Marina de Guerra de Rusia ha observado atentamente la presencia de los buques militares de EE.UU. en el Mar Negro.

“Nuestras naves en el mar Negro, típicamente, son seguidas por un buque de guerra y uno de reconocimiento, pero de la forma habitual”, declaró.

“Ha habido conversaciones, (los rusos) han sido muy profesionales”, dijo Greener, y añadió que “el seguimiento se hace entre tres y doce kilómetros dependiendo de la visibilidad”.

Las operaciones navales estadounidenses y rusas en el Mar Negro en términos generales siguen los protocolos establecidos durante la Guerra Fría, con una excepción en abril pasado cuando un avión de combate ruso hizo varios vuelos a baja altura sobre el Donald Cook.