Tráfico | T 69° H 40%

Latinoamérica

El expresidente venezolano Jaime Lusinchi es enterrado con honores de Estado

WUNI News
05/23/2014 6:42 PM

Caracas, 23 may (EFE).- El expresidente de Venezuela Jaime Lusinchi (1984-1989), fallecido el miércoles en Caracas a los 89 años a causa de una afección pulmonar, fue enterrado hoy con honores de Estado con la presencia de familiares, seguidores y militantes del partido político Acción Democrática (AD), al que perteneció.

Centenares de personas acudieron hoy al funeral de Lusinchi para despedirse del último expresidente elegido que quedaba vivo en Venezuela, bajo el inclemente sol capitalino en el Cementerio del Este de Caracas.

Varias decenas de coronas de flores esperaban la llegada del ataúd, que fue arropado con una gran bandera venezolana y recibió honores de jefe de Estado.

“¡Qué viva la democracia!”, vitorearon los seguidores del político, mientras trasladaban su ataúd en hombros desde la capilla hasta el lugar donde fue enterrado.

Miembros de la Fuerza Armada interpretaron el himno venezolano y, tras unas breves palabras de un sacerdote católico, fue sepultado mientras se disparaban varias salvas.

El acto culminó con el espontáneo canto del himno de AD por parte de los familiares y seguidores del partido político.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, expresó ayer sus condolencias por la muerte de Lusinchi, pésame que extendió también a los militantes de AD, opositor a su Gobierno.

El secretario general de AD, Henry Ramos Allup, explicó ayer que el vicepresidente venezolano, Jorge Arreaza, se comunicó con él para acordar que se le rindieran honores con una ceremonia funeraria pública en la que, sin embargo, no hubo presencia de miembros del Gobierno.

Lusinchi falleció a pocos días de cumplir 90 años y tras permanecer internado en una clínica de Caracas por una afección respiratoria.

Comenzó su mandato tras la crisis económica desatada a raíz del llamado “viernes negro” en Venezuela y sus últimos años como presidente estuvieron bajo la sombra de hechos de corrupción.