Tráfico | T 59° H 81%

Economía | Mundo

Empresario y diputada rechazan haber amenazado de muerte al presidente Panamá

WUNI News
05/23/2014 10:41 AM

Panamá, 23 may (EFE).- El empresario y la diputada electa señalados por el presidente panameño, Ricardo Martinelli, de pretender atentar contra su vida rechazaron hoy la acusación, le exigieron que presente pruebas y anunciaron que acudirán a la justicia internacional para hacer valer sus derechos.

La diputada opositora electa Zulay Rodríguez y el empresario Jean Figale, por medio de sus abogados, rechazaron lo declarado por Martinelli en una entrevista divulgada el jueves por el Canal 2 de la televisión local.

Rodríguez, diputada electa por el opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD), dijo en la misma estación de televisión que “jamás lo he amenazado” y le exigió que presente los “informes de inteligencia” que Martinelli aseguró poseer.

La política y abogada señaló que ella sí tiene pruebas de montajes en vídeo, grabaciones telefónicas, amenazas y seguimientos en su contra por parte del gobierno y reclamó que el Ministerio Público no ha hecho nada por investigar sus denuncias.

Según Rodríguez, la acción de Martinelli tiene que ver con su defendida Maite Pellegrini, presa desde hace un par de años por el escándalo de la firma de valores Financial Pacific, pues en ese caso, señaló, está implicado el gobernante y el ministro de Turismo Salomón Shamah con el supuesto movimiento irregular de capitales.

De acuerdo con la abogada, Pellegrini “va a hablar” en los próximos días sobre esos nexos, luego de siete meses que se retrasara su comparecencia sin justificación por la fiscalía.

Por su lado, los abogados José Carrillo y Juan Carlos Arauz, representantes de Figali, dijeron que éste se encuentra en Estados Unidos desde hace meses atrás por quebrantos de salud y que negó cualquier amenaza contra Martinelli.

Rechazaron que el Centro de Convenciones Figali esté expropiado y vaya a subastarse legalmente, como señaló el gobernante ayer, y que si el empresario estuvo detenido fue con una orden sin pruebas en un proceso que fue declarado insubsistente por un juez.

Carrillo informó de que el pasado 30 de abril solicitó en Washington a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) “medidas cautelares de protección” para Figali porque se siente “perseguido”.

Detalló que el pasado martes supuestos agentes de la guardia presidencial allanaron la vivienda de Figali, sin orden judicial, y al percatarse que eran grabados por las cámaras de seguridad del barrio exclusivo donde se ubica la residencia en la capital panameña, se llevaron el vídeo.

Según Carrillo, en el gobierno hay “una tanda de mafiosos” que buscan despojar a empresarios que han invertido y generado trabajo en el país.

Arauz señaló que Figali ha sufrido graves violaciones a sus derechos humanos y que litigará en Panamá y en instancias internacionales para recuperar su patrimonio.