Tráfico | T 73° H 37%

Latinoamérica

Investigadores de Canadá y Perú clasifican 509 tipos de papas nativas

WUNI News
05/23/2014 6:43 PM

Lima, 23 may (EFE).- Investigadores canadienses y peruanos del proyecto Agroeco, de intensificación ecológica y socioeconómica de la pequeña agricultura andina, registraron 509 variedades de papas nativas de Perú, informaron hoy representantes de la iniciativa durante una ceremonia en la región sureña de Cuzco.

En un comunicado de la Embajada de Canadá en Perú, se indicó que la identificación de las papas fue gracias a “estudios botánicos, moleculares y agronómicos” desarrollados en ambos países.

Fueron 1.083 productores ecológicos los que participaron en Agroeco, de la región norteña de Cajamarca y de la sureña de Cusco, de los cuales el 48 % eran mujeres.

“Además de contribuir al mejoramiento de las condiciones de seguridad alimentaria para familias campesinas del altiplano andino, el proyecto ayudó a identificar y conservar las papas nativas del Perú”, manifestó Camille Pomerleau, director para la Sección de Desarrollo para Perú y Bolivia de la Embajada de Canadá.

El funcionario indicó que la cooperación canadiense busca fomentar el uso de recursos que permitan mitigar el cambio climático.

“En este sentido, los pobladores del altiplano podrán cosechar una diversidad de cultivos más resistentes y con mayor valor nutricional”, señaló Pomerleau.

El proyecto fue ejecutado entre 2011 y 2014 y fue financiado por la cooperación canadiense por un monto de 3,4 millones de dólares.

La coordinación del proyecto estuvo a cargo de la Universidad Nacional Agraria La Molina (Unalm), la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental y la Universidad de Columbia Británica.

“El proyecto desarrolló un sistema integrado de investigación y acción, incluyendo métodos avanzados de conservación y gestión colectiva de raíces y tuberosas andinas y la promoción de hortalizas y frutas nativas de alto valor nutricional”, expresó el coordinador del proyecto de la Unalm, Roberto Ugás.

Según el documento, Canadá ha destinado 124 millones de dólares para apoyar a organizaciones de investigación canadienses y de países en vías de desarrollo para incrementar la seguridad alimentaria.