Tráfico | T 50° H 74%

Mundo

La CPI condena al miliciano congolés Katanga a 12 años de prisión

WUNI News
05/23/2014 6:42 AM
Actualizada: 05/23/2014 5:50 AM

La Haya, 23 may (EFE).- La Corte Penal Internacional (CPI) condenó hoy al exlíder militar congolés Germain Katanga a 12 años de prisión por los asesinatos contra la etnia hema en 2003 durante un ataque contra el pueblo de Bogoro, en el distrito Ituri de la República Democrática del Congo (RDC).

“Establecemos una pena conjunta de 12 años de prisión”, dijo el juez Bruno Cotte durante la lectura de la sentencia, que tenía como finalidad establecer la cuantía de la pena.

La CPI ya emitió en marzo pasado un fallo previo sobre este caso, y entonces declaró al exmiliciano culpable de asesinato como crimen de guerra y lesa humanidad, pero lo absolvió de los cargos de violación sexual y de reclutamiento de niños soldado.

Los magistrados han tenido hoy especialmente en cuenta la “gravedad” de los delitos cometidos y el papel “significativo” del imputado en la comisión de los mismos.

“Los crímenes, dirigidos contra la población de la etnia Hema, perseguían la eliminación del mapa del pueblo de Bogoro y de su población”, indicó el juez al explicar los factores considerados a la hora de determinar la pena.

Además, los jueces estimaron que el ataque a Bogoro fue “sistemático, particularmente violento y continuado”, causando secuelas entre los supervivientes que todavía perduran en la actualidad.

Según la sentencia del pasado marzo, entre enero de 2002 y diciembre de 2003, más de 8.000 civiles murieron y más de medio millón de personas se vieron forzadas a dejar sus casas en Ituri por el conflicto étnico en esa región.

“Las víctimas tuvieron un sufrimiento físico extremo, las heridas causadas por machetes han dejado secuelas físicas y psíquicas difíciles de reparar y las viudas o los huérfanos que quedaron tras el ataque sufren traumas que les impiden tener una participación satisfactoria en la sociedad”, indicó hoy el juez Cotte.

Para los magistrados, Katanga “compartía la ideología antihema y tenía autoridad militar” cuando se cometieron los crímenes y su papel en la comisión de los mismos fue “significativa” porque “permitió y facilitó los medios necesarios, como el transporte y almacenamiento de armas, para su perpetración”.

Como elementos atenuantes de la sentencia, los jueces dieron un peso relativo a que Katanga, de 34 años, sea padre de seis hijos.

“La posibilidad de que un padre participe en la educación de sus hijos es un factor importante para la reintegración social de un inculpado tras el cumplimiento de la pena”, aclaró el juez.

Los jueces también estimaron que el acusado haya colaborado en el desarme y la desmovilización de los niños soldado en Congo.

Sin embargo, desestimaron la actitud “positiva” del exmiliciano respecto a la CPI y consideraron insuficiente como para incluirlo como elemento de reducción de la pena que solamente haya mostrado “compasión” por las víctimas.

“Katanga no ha expresado un remordimiento profundo por los crímenes aunque sí compasión por las víctimas, pero lo ha hecho de manera demasiado general”, según la sentencia.

El miliciano Mathieu Ngudjolo Chui fue absuelto en diciembre de 2012 por cargos similares a Katanga.

Ambos acusados empezaron a ser juzgados juntos en 2009, pero los fiscales pidieron la separación de sus juicios al cambiar los cargos de Katanga, un mes antes de que se conociese la sentencia de Chui.

Etiquetas