Tráfico | T 58° H 56%

Nacionales

Miami declara “persona non grata” a propietarios de Globovision

WUNI News
05/23/2014 5:07 PM
Actualizada: 05/23/2014 8:21 PM

Miami (EE.UU.), 23 may (EFE).- El Ayuntamiento de Miami declaró este jueves “persona non grata” a los tres propietarios de la televisión venezolana Globovisión, a los que investigará por sus “inversiones multimillonarias” en la ciudad.

La resolución publicada en la página web del Ayuntamiento de Miami, y promovida por el grupo “SOS Venezuela” de Miami, señala que la presencia en la ciudad de los directivos Raúl Gorrín, Gustavo Perdomo, Juan Domingo Cordero y de otros “enchufados” del Gobierno venezolano, es “hipócrita, inoportuna y repugnante” para los residentes de Miami.

El texto destaca que los empresarios, a quienes en abril de 2013 el Gobierno venezolano les concedió una autorización oficial para hacerse con Globovisión, disfrutan en Miami de manera hipócrita “de los beneficios de nuestra democracia” mientras colaboran con el Gobierno de su país en “negarlos” de manera sistemática.

El Concejo de la ciudad puso de manifiesto que los empresarios han invertido “decenas de millones de dólares” en “multimillonarias” inversiones en el sector inmobiliario de Miami, entre las que figuran la compra de mansiones, condominios y departamentos, así como la adquisición de autos y yates de lujo.

Las inversiones se han efectuado a nombre de compañías establecidas en el condado de Miami-Dade, cuyo funcionamiento empezará a ser investigado por inspectores de la ciudad, según señaló en la sesión del Concejo el alcalde de Miami, Tomás Regalado.

“Se están llenando los bolsillos a costa de la democracia y la violación de los derechos humanos (en Venezuela)”, señaló ante los comisionados de Miami el exadministrador de la ciudad de Doral Joe Carollo, quien presentó la moción.

El exfuncionario afirmó que la declaración contra Gorrín, Perdomo y Cordero supone un claro mensaje por parte de Miami, que declara así que no quiere “enchufados” residiendo en la ciudad.

La estación Globovisión fue considerada el último bastión independiente en Venezuela hasta su venta a sus actuales propietarios, quienes se han visto beneficiados “por sus conexiones con el régimen venezolano”, de acuerdo a la resolución.

La moción pone de manifiesto que, bajo la dirección de estos tres empresarios, el canal de televisión cambió de manera drástica su línea editorial, “desmantelando los principios básicos democráticos, como el de la libertad de expresión”, y ha ignorado la cobertura periodística de denuncias por casos de abusos de derechos humanos.