Tráfico | T 31° H 57%

Fútbol | Mundo

Raúl, Hierro, Mijatovic, Gento y Amancio esperan celebrar la décima en Lisboa

WUNI News
05/23/2014 2:20 PM
Actualizada: 05/23/2014 3:13 PM

Madrid, 23 may (EFE).- Jugadores que se proclamaron campeones de Europa con el Real Madrid como Raúl González, Fernando Hierro, Pedja Mijatovic, Paco Gento y Amancio Amaro viajaron hoy a Lisboa para asistir a la final de mañana, en la que esperan que el equipo blanco consiga la décima ante el Atlético de Madrid.

“Los jugadores saben lo que tienen que hacer. Es el último partido de la temporada, llevan desde agosto trabajando, pensando y soñando en este partido. Hace 12 años que no se juega una final y saben la importancia de ganar la Décima para el Real Madrid”, afirmó Raúl González, tres veces campeón de Europa (1998, 2000 y 2002).

El excapitán, que tras dejar el Real Madrid jugó en el Schalke 04 alemán y el cataría Al Saad, pidió a los jugadores que “disfruten del partido, del gran ambiente y que saquen lo mejor y den el máximo”, informó realmadrid.com.

“Ha sido una temporada muy buena en líneas generales. La motivación y el hambre que han mostrado en la Champions demuestran que el equipo tiene en la cabeza ganarla. Sobre todo lo ha demostrado en un campo muy complicado, en Alemania, contra el Bayern de Múnich. Si el equipo se acerca al rendimiento que dio ese día tenemos muchas posibilidades de que la Copa venga a Madrid”, indicó.

Fernando Hierro, que también fue parte del equipo que ganó el título continental en 1998, 2000 y 2002, habló de la importancia de la motivación y la ilusión que debe haber en el grupo, que “tiene que ser igual o superior a la del Atlético”.

“La sensación que tenemos es la más positiva, es el partido perfecto para terminar el año. Es la final de una Champions, el escenario donde el club quería estar desde hace años, un objetivo prioritario. Ojalá este año se cierre muy bien y ganemos la décima, que para el club es muy importante”, señaló.

Hierro, que tras retirarse fue director deportivo de la Federación Española de Fútbol y director general del Málaga, admitió que le gustaría ver en Lisboa “el mismo ambiente que en las semifinales contra el Bayern”.

“Un madridismo con ilusión y hambre, apoyando a su equipo como en Ámsterdam, cuando ganamos la Séptima, que fuimos muy superiores en el aspecto de la afición. Se necesita un mini Bernabéu porque es un partido muy importante en el que se pasarán momentos delicados. La afición tiene que animar para que el equipo se sienta con fuerza”, añadió.

El montenegrino Pedja Mijatovic, autor del gol que permitió al Real Madrid ganar la séptima Copa de Europa en 1998 en Amsterdam ante el Juventus, reconoció que viaja “encantado a Lisboa, haciendo todo lo posible para mandar energía positiva a los jugadores para conseguir la décima”.

“Doce años son muchos y se lo que se siente cuando cada año que se empieza a jugar la Champions sólo te hablan de conseguir el título. Será un placer vivirlo de cerca junto al mejor club del mundo del que tengo la enorme fortuna de formar parte de su historia”, dijo Mijatovic a Efe.

Los veteranos Francisco Gento, ganador de seis Copas de Europa con el Real Madrid (1956 a 1960 y 1965-66), y Amancio Amaro, que conquistó una, hablaron también de la importancia del apoyo de la afición y de la actitud del equipo, que debe ser como la mostrada en las semifinales ante el Bayern.

“El equipo ha jugado bien toda la temporada y va a ganar porque va a luchar. Sabe lo que se juega, es una final de la Copa de Europa, y somos mejores. Si juegan como en la eliminatoria ante el Bayern, con esas ganas y compañerismo, luchan y son generosos saldrá bien. Aquí no vale sólo ganar una Copa, aquí hay que ganar todas”, afirmó Gento.

El exjugador madridista pidió a la afición desplazada a Lisboa que “anime mucho al equipo porque el rival tiene grandes aficionados y meten mucho ruido”, mientras que Amancio Amaro opinó que “en estos partidos la afición es fundamental”

“Espero que se de el máximo, se sude la camiseta y que el triunfo venga para casa. El Real Madrid necesita un equipo entregado en cuerpo y alma y una afición que se sume al conjunto como si fuera un todo. El Real Madrid no son 11 jugadores, son 100.000 seguidores y socios, sus jugadores y la Junta Directiva. Ese bloque mañana tiene que estar muy unido”, dijo.

En su opinión, el Real Madrid “técnicamente” es superior al Atlético de Madrid y mañana tiene que “igualar en lo físico al contrario”, después de “demostrar sus armas en partidos concretos como las semifinales contra el Bayern de Múnich”.

“Un equipo que defiende bien, arropado en el mediocampo y con la libertad de al tener la posesión de la pelota subir y aprovechar las oportunidades de gol. Son dos equipos que se conocen mucho, de la misma ciudad, cada uno con sus virtudes y puede salir perjudicado el que primero pierda los nervios”, concluyó, antes de viajar a la capital lusa.