Tráfico | T 87° H 46% | Powered by Yahoo! Weather

Economía | Mundo | Nacionales

Republicanos de EE.UU. cuestionan la gestión del alcalde de San Antonio, Texas

WUNI News
05/23/2014 1:15 PM
Actualizada: 05/23/2014 3:50 PM

Washington, 23 may (EFE).- El Partido Republicano cuestionó la gestión del alcalde de San Antonio (Texas, EE.UU.), Julián Castro, quien será nominado hoy al cargo de secretario de Vivienda y Desarrollo Urbanístico, y denunció que la ciudad ha “malgastado fondos” durante su mandato.

El presidente del Partido Republicano, Reince Priebus, consideró poco recomendable para la futura carrera política del joven alcalde entrar a formar parte de un Gobierno “plagado de escándalos”, indicó en un comunicado.

Priebus hizo así referencia a las especulaciones sobre el hecho de que este salto a la política nacional pueda ser una vía para que Castro, una figura en ascenso dentro del Partido Demócrata, sea considerado uno de los candidatos a la Vicepresidencia en las elecciones de 2016.

“Sin embargo, el movimiento es apropiado, ya que bajo su mandato como alcalde de San Antonio, la ciudad ha malgastado fondos” del Departamento de Vivienda, algo que “coincide con la trayectoria de mala gestión del Gobierno” del presidente Barack Obama, agregó.

La ciudad de San Antonio recibió 8,6 millones de dólares de dicha secretaría en 2008 como parte de un programa nacional para mejorar vecindarios depauperados y, según una auditoría de dicha institución, la alcaldía otorgó 2,5 millones de dólares para contratos de renovación sin el proceso adecuado.

El documento también menciona el mal uso de 1,1 millones de dólares en la adquisición y reparación de algunas de las propiedades mejoradas porque no recayeron en personas de bajos recursos, como requiere el Departamento de Vivienda.

Castro, de 39 años quien se hizo conocido a nivel nacional cuando Obama le eligió para dar el discurso principal en la Convención Nacional Demócrata de 2012, será nominado hoy para el cargo.

Por tratarse de un cargo del gabinete, el nombramiento tiene que ser aprobado por el Senado, y el alcalde será escrutado durante el proceso de confirmación, así como su gestión.

“El informe podría ser una mancha en el historial del alcalde”, apuntó el diario Politico, especializado en información política, al hacerse eco de la noticia.

Etiquetas