Tráfico | T 56° H 100%

Fútbol | Mundo

River Plate y San Lorenzo definen la superfinal del fútbol argentino

WUNI News
05/23/2014 11:14 AM
Actualizada: 05/23/2014 11:21 AM

Buenos Aires, 23 may (EFE).- San Lorenzo y River Plate definirán mañana la superfinal del fútbol argentino en un encuentro que se disputará en el estadio Juan Gilberto Funes de la ciudad de San Luis.

Luego de la consagración de San Lorenzo en diciembre pasado como campeón del torneo Inicial y el título de River Plate la semana pasada en el Final, se encuentran en este único partido que cierra la temporada del fútbol gaucho.

A diferencia del año pasado, cuando Vélez Sarsfield venció a Newell’s Old Boys y logró un título para su palmarés, en esta edición solo se pondrá en juego una plaza para la próxima Copa Sudamericana.

“El sábado queremos ganar la Superfinal. Soy hincha de River y quiero que el equipo siga ganando y sea protagonista”, enfatizó Ramón Díaz en la conferencia de prensa previa al duelo.

Sin poder contar con los colombianos Éder Álvarez Balanta y Teófilo Gutiérrez, con su selección, el entrenador determinó los ingresos de Ramiro Funes Mori y Daniel ‘Keko’ Villalva.

Por su parte, el técnico Edgardo Bauza, enfatizó con respecto a este partido: “San Lorenzo es un club muy grande y los jugadores van a dar todo para que el hincha se sienta orgulloso y ganar el partido”.

Para este compromiso, el entrenador del Ciclón también realizará dos cambios con respecto al último compromiso de Copa Libertadores ante Cruzeiro, el ingreso de Leandro Romagnoli por el desgarrado Ignacio Piatti y Fabricio Fontanini por el colombiano Carlos Valdés, también con la selección dirigida por Néstor Pekerman.

Además de este encuentro, mañana se disputará el duelo desempate entre Colón de Santa Fe y Atlético de Rafaela que determinará el tercer descenso de la temporada.

Igualados en la tabla de promedios, ambos equipos santafesinos disputarán un único partido para definir cuál conjunto acompaña a All Boys y Argentinos Juniors a la segunda división.

El partido se disputará en el estadio de Rosario Central con diez mil simpatizantes de cada equipo y un operativo de 700 policías tanto en el traslado como en el propio escenario del encuentro.