Tráfico | T 61° H 78%

Latinoamérica

Antropólogo dice que el fútbol en selva brasileña ayuda a incluir a indígenas

WUNI News
05/24/2014 10:51 AM

Manaos (Brasil), 24 may (EFE) – El fútbol indígena es, para los especialistas, uno de los instrumentos de inclusión de las comunidades en el estado de Amazonas, en el norte de Brasil, y cuya capital, Manaos, será una de las doce sedes del Mundial 2014.

Así se lo dijo a Efe el antropólogo Joao Paulo Barreto, aborigen de la etnia tukano, nacido en la aldea Sao Domingos en Sao Gabriel da Cachoeira, en la frontera con Colombia.

El campeonato de aficionados “Peladao” del estado de Amazonas cuenta con una comunidad de 230 atletas de 14 clubes indígenas, tanto femeninos como masculino, sin contar los demás equipos.

“Los idealizadores del campeonato defendían la participación de jóvenes indígenas en los movimientos de luchas sociales e incentivó las prácticas deportivas como un instrumento de inclusión”, afirmó Barreto.

Uno de los autores de la iniciativa de incluir a los indígenas fue Jorge Terena, fundador del Movimiento Indígena Nacional, fallecido en 2007.

Amazonas, según el oficial Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE), es el estado con más población indígena de Brasil: son 168.680 integrantes de los pueblos originarios declarados en el Censo 2010.

La etnia sateré-mawé, que compone el equipo Selvagem campeón del fútbol femenino indígena 2013, tiene una población de entre 10.000 y 15.000 personas en tierras del interior del estado de Amazonas, según la estatal Fundación Nacional del Indio (Funai).

En los años 70 y 80, decenas de familias se mudaron para Manaos, la capital regional, en medio de la búsqueda de empleo formal en el polo industrial de la zona franca de la capital de Amazonas.

Este pueblo indígena es considerado el inventor de la cultura del fruto de guaraná, un energético que es usado por la industria para la elaboración de bebidas gaseosas.