Tráfico | T 50° H 96%

Mundo

El diario de Yoani Sánchez hace parte de los planes de EE.UU. contra Cuba, dice Granma

WUNI News
05/24/2014 12:52 PM
Actualizada: 05/24/2014 11:31 AM

La Habana, 24 may (EFE).- El diario Granma, portavoz del Partido Comunista de Cuba (PCC, único), considera que el periódico digital de Yoani Sánchez forma parte de los planes de EE.UU. contra la isla y denunció hoy que el propósito de ese nuevo medio es “alimentar las campañas de desinformación y difamación” contra el país caribeño.

“El Gobierno de EE.UU. brinda pleno respaldo al proyecto de la bloguera contrarrevolucionaria Yoani Sánchez de crear un medio de prensa digital, el cual es financiado totalmente con dinero proveniente del exterior”, señala Granma en un artículo publicado hoy sábado.

Según el órgano oficial del PCC, el periódico de Sánchez, 14ymedio, “tiene como propósito fundamental alimentar las campañas de desinformación y difamación contra Cuba”.

Esta es la primera referencia en la prensa oficial cubana (toda controlada por el Estado) al nuevo periódico digital que la bloguera crítica estrenó el pasado miércoles y al que no se puede acceder dentro de la isla porque fue bloqueado en las primeras horas de su nacimiento en la red.

En Cuba, el diario de Sánchez ha sido redireccionado a una página llamada “Yoanislandia”, de contenidos oficialistas y donde aparecen titulares y textos críticos contra la bloguera.

En su artículo de este sábado, titulado “No solo es ZunZuneo”, Granma enmarca el nuevo proyecto de la bloguera como parte de los “planes subversivos” de Estados Unidos contra Cuba “que tienen como objetivo crear situaciones de desestabilización en el país para provocar cambios en su ordenamiento político, económico y social”.

Dentro de esas políticas, el artículo recuerda, entre otras iniciativas contra Cuba, el “caso ZunZuneo”, una red social en teléfonos móviles cubanos que fue planificada desde Washington y actualmente inactiva.

“Para justificar la ejecución y promoción de proyectos de esta naturaleza contra Cuba, el Gobierno de EE.UU. argumenta su interés en facilitar el libre flujo de información al pueblo cubano, cuando es el propio Gobierno y Congreso de ese país los que a lo largo de los años han promulgado leyes, regulaciones y políticas que impiden el libre acceso a la información del pueblo de Cuba”, denuncia Granma.

Entre esas políticas estadounidenses, el periódico cubano recuerda que el “bloqueo” de EE.UU. prohíbe las exportaciones de tecnología y equipamiento de telecomunicaciones a la isla y menciona las restricciones en ese sentido contenidas en la Ley Torricelli de 1992 y la Helms-Burton de 1996.

El “bloqueo”, continúa Granma, prohíbe a Cuba comprar licencias de software y “niega el acceso de entidades y ciudadanos cubanos a sitios y servicios en internet”.

El artículo reitera que Cuba además no puede conectarse “a las decenas de cables submarinos de fibra óptica que circundan la isla, lo cual obliga al país a buscar alternativas más costosas para incrementar la conectividad a internet”.

Ese ha sido uno de los argumentos recurrentes del Gobierno cubano para justificar las restricciones de acceso a internet en la isla, que desde 2011 dispone de un cable de fibra óptica tendido desde Venezuela para aumentar su conectividad.

En Cuba, sus habitantes solo pueden acceder a internet desde hoteles o salas públicas de navegación, cuyo número ha aumentado en el último año pero cuyas tarifas son demasiado caras para la mayor parte de los cubanos.

Salvo en el caso de determinados profesionales, los cubanos no pueden tener internet en sus hogares y aunque las autoridades de la isla afirman que se prevé desarrollar ese servicio también dicen que no es la “prioridad inicial”.