Tráfico | T 78° H 76%

MUJER | Nacionales

El inexorable papel protagonista de las mujeres en la política de EE.UU.

WUNI News
05/25/2014 5:30 AM
Actualizada: 05/26/2014 8:43 AM

Washington, 25 may (EFE).- Es el nombre de una mujer, Hillary, el que sobrevuela las elecciones presidenciales de EE.UU. de 2016, pero en las legislativas de este noviembre los cada vez más numerosos rostros femeninos entre los candidatos serán ya protagonistas.

El primero en ser consciente del papel fundamental que tendrán las mujeres en los próximos comicios es el propio presidente Barack Obama, quien en las últimas semanas ha dado un empujón a su estrategia para volver a llamar la atención del voto femenino, sobre todo el de la mujer trabajadora e independiente.

Incapaz de recabar el apoyo republicano para legislar sobre incrementos salariales de cualquier tipo, Obama firmó dos decretos para promover el salario equitativo entre hombres y mujeres en el país y ha advertido en numerosas ocasiones de que el futuro de Estados Unidos depende de cuál sea el futuro de las mujeres estadounidenses.

Los demócratas son conscientes de lo difícil que es movilizar a sus votantes en las elecciones legislativas de mitad de mandato, y reconocen que su electorado, fundamentado en jóvenes, trabajadores y mujeres solteras, es más reticente a acudir a las urnas en este tipo de ocasiones.

“Para hacer aún más, debemos liberar el poder de las mujeres en nuestra economía ya que, como el presidente Obama nos ha recordado, cuando las mujeres tienen éxito, Estados Unidos tiene éxito”, repitió este fin de semana la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes y una de las legisladoras más reconocidas en el país, Nancy Pelosi.

Los datos están sobre la mesa: las mujeres solteras, fieles votantes demócratas -dos tercios de ellas votaron por Obama en 2012-, representan alrededor del 25 % del electorado en Estados Unidos, y su presencia crece, mientras la tasa de matrimonios disminuye -el 70% del electorado republicano está casado-.

Sin embargo, pese a tener claro a quién votar, les cuesta mucho más acercarse a las urnas. Y es que entre 2008 y 2010, la participación de la mujer independiente se redujo en cerca de 20 puntos, y entre 2012 y 2014 se espera una reducción similar según datos de la Oficina del Censo.

Así, de manera inevitable, las mujeres se han convertido en el objetivo número uno de los partidos.

“EMILY’s List” es la mayor organización del país, entre los demócratas, dedicada a reclutar, entrenar y apoyar a mujeres en la política estadounidense a todos los niveles de representación.

“EMILY’s List apoya las candidaturas de mujeres y se compromete con las mujeres votantes, ya que son clave para los demócratas para ganar en 2014″, explica a Efe su portavoz nacional, Marcy Tech, que sobre todo insiste en que no hay otro grupo demográfico que pueda sacar adelante algunos de los temas clave para Estados Unidos.

“Las mujeres demócratas son clave tanto para dar forma como para hacer avanzar una agenda que mejore (la vida) de las mujeres y las familias. Con este tipo de asuntos críticos que enfrenta nuestra nación, como lograr la misma remuneración por el mismo trabajo, el aumento del salario mínimo y la ampliación del acceso a la atención sanitaria y la educación, las voces de las mujeres son absolutamente vitales para hacer las cosas”, agregó.

La organización ha crecido además sobremanera en el último año, con un millón más de integrantes, y está logrando récords de recaudación para las candidatas que apoya de cara a este noviembre, como las posibles senadoras Alison Lundergan Grimes (Kentucky) y Michelle Nunn (Georgia).

Por su parte, “el Comité Nacional Republicano (RNC, en inglés) está trabajando duro para ganar votantes este noviembre, y las mujeres se encuentran entre los más importantes. Estamos entrando en sus comunidades y hablando con ellas, votante a votante, sobre los temas que les interesan”, explicó a Efe Izzy Santa, portavoz del RNC.

“Apenas el mes pasado lanzamos nuestro programa “14 in ’14″, en 25 distritos clave de todo el país, diseñado para reclutar a mujeres menores de 40 años que van a ayudar durante 30 minutos a la semana para que los republicanos logren el voto en sus comunidades. Las mujeres merecen soluciones, y los republicanos van a luchar por ellas”, agregó.

Los conservadores también han afinado sus apuestas por los rostros femeninos, conscientes de que la mujer atrae el voto de la mujer, y han apostado por Shelly Moore Capito (Virginia Occidental) o Terri Lynn Land (Michigan) para el Senado; y Mia Love (Utah) o Barbara Comstock (Virginia) para la Cámara, a quienes califican de “estrellas”.

Las mujeres, el 53 % del electorado estadounidense, son la mayoría, y ambos partidos son conscientes de que su postura será crítica en las elecciones de noviembre como lo es cada vez más en el futuro del país. Y aún no hemos hablado de Hillary Clinton.