Tráfico | T 49° H 66%

Otros Deportes

Jamaica arrebata a Estados Unidos el récord mundial de 4×200

WUNI News
05/25/2014 7:02 AM

Madrid, 25 may (EFE).- El equipo jamaicano de 4×200 abanderado por Yohan Blake estableció esta madrugada en Nassau un nuevo récord mundial con una marca de 1:18.63 en el estreno del Mundial de relevos, que registró también una plusmarca mundial femenino en 4×1.500 a cargo de Kenia.

Nickel Ashmeade, Warren Weir, Jermaine Brown y Yohan Blake -campeón mundial de 100 metros en 2011- arrebataron por cinco centésimas el récord de 4×200 a Estados Unidos, depositario de la plusmarca desde hacía veinte años.

Jamaica dominó con holgura la carrera en sus dos últimas postas. Por detrás llegó el equipo de San Cristóbal y Nieves (1:20.51) y Estados Unidos cruzó a continuación, aunque posteriormente fue descalificado por un fallo en la segunda entrega y la medalla de bronce pasó a Francia (1:20.66, récord de Europa).

Estados Unidos se tomó el desquite en la final femenina de 4×100, en la que batió con un registro de 41.88 a Jamaica (42.28). La segunda posta, a cargo de Jeneba Tarmoh, resultó decisiva para el triunfo estadounidense, así como la ausencia de la triple campeona olímpica Shelly-Ann Fraser en el cuarteto jamaicano.

Campeonas olímpicas con récord mundial en Londres 2012 (40.82), las estadounidenses habían retrocedido al segundo puesto -tras Jamaica- en los Mundiales de Moscú 2013 y ahora regresan al primer lugar. La medalla de bronce fue para Trinidad y Tobago (42.66).

Kenia obtuvo los dos primeros títulos en juego en el Mundial de relevos que se estrenaba hoy en Nassau (Bahamas) al imponerse en el 4×800 masculino con un tiempo de 7:08.40, y en el 4×1.500 femenino con 16:33.68, nuevo récord mundial.

La plusmarca mundial anterior (17:05.72) fue establecido la primavera pasada por otro equipo keniano formado por Mercy Cherono, Irene Jelagat -ambas repitieron hoy-, Ann Karindi Mwangi y Perin Nengampi.

Con solo cuatro equipos en la salida en la final femenina de 4×1.500, sólo uno se quedaba sin medalla. Desde la primera posta, con Mercy Cherono, Kenia se quedó sola arriba con Australia, que alineó de salida a Zoe Buckman.

La segunda australiana, Bridey Delaney, no pudo ya seguir el ritmo de la keniana Faith Kipyegon. Irene Jelagat y Hellen Obiri corrieron ya en solitario sus turnos respectivos en busca de una aplastante victoria que le reportó 100.000 dólares (50.000 por la victoria y otros tantos por el récord).

Veintidós segundos separaron a Kenia del segundo equipo clasificado, Estados Unidos (16:55.33, récord americano). La medalla de bronce fue para Australia con 17:08.65, récord de Oceanía, y Rumanía, cuya última atleta fue doblada por Obiri, hubo de conformarse con batir el récord nacional con 17:51.48.

En 4×800 masculino, Ferguson Rotich, Sammy Kirongo, Job Kinyor y Alfred Kipketer dieron el triunfo a Kenia, que adquirió una gran ventaja en las dos primeras postas pero se vio acosado por Polonia en la última. Adam Kszczot cruzó la meta sólo 26 centésimas después (7:08.69, récord nacional).

México, que formaba con Bryan Martínez, César Belman, Cristopher Sandoval y José María Martínez, batió el récord nacional con un tiempo de 7:21.12 que le dio el sexto puesto en la primera final de los campeonatos.