Tráfico | T 76° H 36% | Powered by Yahoo! Weather

Mundo

La izquierda radical gana en Grecia y pide elecciones “cuanto antes”

WUNI News
05/25/2014 3:31 AM
Actualizada: 05/25/2014 6:51 PM

Atenas, 26 may (EFE).- La izquierda radical liderada por el candidato a la presidencia de la Comisión Europea Alexis Tsipras ganó hoy las elecciones griegas al Parlamento Europeo, con una ventaja cómoda frente a los conservadores en el Gobierno que le llevaron a reclamar el anticipo de comicios generales.

Syriza obtuvo el 26,5 % frente al 23,2 % alcanzado por los conservadores de Nueva Democracia, el partido del primer ministro Andonis Samarás.

Se trata de la primera vez que un partido situado a la izquierda de la socialdemocracia gana unas elecciones en este país, y en comparación con las elecciones europeas de 2009, cuando alcanzó un 4,70 %, Syriza obtuvo un resultado casi seis veces superior.

Tsipras habló de un resultado “histórico” y pidió la convocatoria de elecciones anticipadas “lo antes posible”.

Las próximas generales están previstas para 2016.

“El respeto a la democracia requiere un veredicto popular lo antes posible”, sostuvo Tsipras para añadir que “el pueblo nos pidió formar lo antes posible una gran alianza política y patriótica que ganará las próximas elecciones generales”.

En ese mismo sentido, el líder izquierdista cuestionó la “legitimidad política” de Samarás para “negociar la reducción de la deuda e imponer nuevas medidas de recorte”.

Samarás, por su parte, interpretó los resultados como un fracaso de Syriza de convertir las europeas en un referendo de las políticas del Gobierno, por no superar el resultado alcanzado en las últimas elecciones generales de junio de 2012.

“Syriza fracasó en su intento de hacer de las elecciones europeas un referendo contra la política gubernamental de los dos últimos años. Ni siquiera consiguió obtener un resultado mejor que en las elecciones generales de 2012″, dijo Samarás en una primera reacción sin aludir al descalabro de su propio partido, si bien reconoció que los ciudadanos dieron un mensaje al Gobierno.

Nueva Democracia sufrió un claro revés tanto en comparación con las europeas de 2009 como de las generales de junio de 2012, al caer diez y siete puntos porcentuales, respectivamente.

Entre los claros perdedores figura los socios del Gobierno, los socialdemócratas de Pasok, que en estos comicios europeos han concurrido bajo la marca Olivo, y que obtuvieron el 8,1 %.

Pese a que se trata de un fuerte descalabro frente a las europeas de 2009, cuando fue el partido más votado (36,6 %), caída algo menor en comparación con las generales de 2012 (12,3 %), los resultados de Olivo no son lo suficientemente dramáticos como para abandonar la coalición de Gobierno, como había dejado entrever su líder, Evángelos Venizelos, para el caso de una clara derrota.

No obstante, Venizelos pidió hoy una revisión “del acuerdo programático de Gobierno”, encaminado a obtener una “mayor base parlamentaria” del Ejecutivo, en alusión a la escueta mayoría de dos diputados con la que cuentan Nueva Democracia y Pasok en el Parlamento.

El partido neonazi Amanecer Dorado cosechó el éxito que todos temían, y con un 9,3 %, se colocó en tercer lugar.

Es un resultado aún mejor que el de las generales de 2012 (6,9 %), lo que demuestra que tener a buena parte de su cúpula en la cárcel por presuntas actividades criminales, no le ha hecho perder atractivo alguno.

El portavoz del partido, Ilias Kasidiaris, uno de los muchos diputados imputados, aseguró que Amanecer Dorado “es la única fuerza política en ascenso” y prometió que la formación continuará su “lucha legal, con nuestro líder y diputados en la cárcel”.

El Río (To Potami), un partido creado hace tan solo unos meses por un popular periodista de televisión y sin programa ni ideología definidos, aunque con tendencia de centroizquierda liberal, logró estrenarse en el escenario político con el 6,5 %.

Los comunistas de KKE lograron un 6 %, perdiendo así posiciones frente a las europeas anteriores (8,3 %) pero con un resultado claramente mejor que en las generales de 2012 (4,5 %).

Lejos de ser un aliado natural de Syriza los comunistas se consideran prácticamente su mayor rival, como ha quedado patente en la segunda vuelta de los comicios locales y regionales que se celebraron simultáneamente.

El líder de KKE, Dimitris Kutsubas, pidió a los electores del partido a no respaldar a ninguno de los candidatos de Syriza.

Según los resultados, Syriza obtendrá 6 escaños en la Eurocámara, Nueva Democracia 5, Amanecer Dorado 3, El Olivo 2, El Río 2, KKE 2, y Griegos independientes 1.

La participación fue del 58,3 %, cinco puntos más que en 2009.