Tráfico | T 56° H 64%

Automovilismo/Motociclismo | Nacionales

Ryan Hunter-Reay logra por 60 milésimas su primera victoria en la Indy 500

WUNI News
05/25/2014 5:49 PM
Actualizada: 05/25/2014 8:11 PM

Redacción Deportes, 25 may (EFE).- El estadounidense Ryan Hunter-Reay se impuso hoy por primera vez en las 500 Millas de Indinápolis, legendaria prueba de automovilismo que este año ha cumplido su nonagésima octava edición y en la que superó por 60 milésimas de segundo al segundo, el tricampeón brasileño Helio Catroneves.

Hunter-Reay, de 33 años y que en 2012 fue el campeón de las IndyCar Series, se impuso en el ‘brickyard’ a Castroneves, campeón en 2001, 2002 y 2009, en un apretado sprint final que se resolvió por un suspiro tras 200 intensas vueltas al Indianápolis Speedway.

El estadounidense Marco Andretti completó el podio, en el que el ganador bebe leche en lugar de champán.

El triunfo del piloto de Dallas es el primero de un estadounidense en esta carrera desde 2006, cuando el ganador fue Sam Hornish, Jr. Hunter Reay sucede el palmarés de esta legendaria carrera al brasileño Tony Kanaan.

Los colombianos Carlos Muñoz y Juan Pablo Montoya rozaron el podio al acabar en los puestos cuarto y quinto. El español Oriol Serviá fue undécimo. Otro colombiano, Sebastián Saavedra, ocupó decimoquinto lugar.

El final de este año ha sido la segunda más apretada que se ha dado en la historia de la carrera más importante dentro de la competición de la serie IndyCar.

Hunter-Reay fue el verdadero protagonista de la carrera junto con Castroneves, a pesar de que el nuevo campeón de la prueba la comenzó desde el decimonoveno puesto.

Otros dos corredores latinoamericanos, el colombiano Carlos Huertas ocupó el decimoséptimo puesto mientras que Tony Kanaan, campeón en 2013, quedó el vigésimo sexto al no poder concluir la carrera.

Por primera vez en la historia de la carrera hubo cuatro pilotos colombianos que además completaron las 200 vueltas cada uno.

Mientras que el local Ed Carpenter, que había ganado la pole, no pudo concluir la prueba al sufrir una accidente, y lo mismo le sucedió al canadiense James Hinchcliffe, que había salido desde la segunda posición.