Tráfico | T 50° H 61%

Latinoamérica

Brasil sigue de cerca el secuestro de joven paraguayo hijo de brasileños

WUNI News
05/26/2014 1:20 PM

Asunción, 26 may (EFE).- Brasil sigue de cerca con las autoridades de Paraguay el secuestro de Arlan Fick, un joven hijo de brasileños que se encuentra desde hace 54 días en poder de la guerrilla del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), dijo hoy a Efe el embajador de ese país en Asunción, José Felicio.

El diplomático no quiso pronunciarse sobre las informaciones de algunas medios brasileños de que el Gobierno de Brasil ha ofrecido ayuda a Paraguay para lograr la liberación de Fick, de 16 años.

“Lo estamos siguiendo (el secuestro) con las autoridades paraguayas. Estamos en contacto desde hace 54 días”, declaró Felicio, quien indicó que el agregado de la Policía Federal brasileña en la embajada sigue el caso.

El EPP secuestró a Arlan Fick el pasado 2 de abril en la finca rural de su familia en la localidad de Paso Tuyá, en el departamento norteño de Concepción, un municipio donde viven unas 75 familias, en su mayoría emigrantes brasileños dedicados a la agricultura.

Durante el secuestro se produjo un enfrentamiento armado entre la guerrilla y las fuerzas de seguridad del Estado que se saldó con la muerte de un militar y de dos miembros del EPP, mientras que el resto de la columna guerrillera escapó con el joven.

Al día siguiente el Gobierno declaró que los guerrilleros habían utilizado a Flick como “escudo humano” para protegerse en su retirada, con lo que apuntaba a que no era un secuestro planificado.

Sin embargo, la semana pasada el padre del joven declaró a los medios que entregó medio millón de dólares a la guerrilla por la liberación de su hijo, una exigencia que le fue comunicada el mismo día del secuestro.

En el momento del pago, la guerrilla le puso también como condición para la liberación que entregara a la prensa un CD con un vídeo propagandístico del grupo y repartiera alimentos por valor de 50.000 dólares en dos comunidades pobres, lo cual también cumplió.

Las autoridades atribuyen más de 30 muertes desde 2005 al EPP, que cuenta con unos 20 militantes, de acuerdo con la Fiscalía.