Tráfico | T 50° H 63%

Mundo

China detiene a cinco sospechosos de planear un atentando en Xinjiang

WUNI News
05/27/2014 5:50 AM

Pekín, 27 may (EFE).- La Policía de la región autónoma de Xinjiang (noroeste de China) detuvo hoy a cinco personas sospechosas de preparar un ataque terrorista en esa conflictiva zona, según las autoridades, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

Los detenidos eran supuestos integrantes de un grupo liderado por Abliz Dawut y fueron localizados en la prefectura de Hotan (sur de la región) en una operación en la que también se hallaron 1,8 toneladas de material para fabricar explosivos y material audiovisual que enaltecía el terrorismo.

Según las fuerzas de seguridad, el grupo empezó a fabricar artefactos explosivos el pasado 22 de mayo, la misma noche del atentado en un mercado al aire libre en la capital de la región Urumqi, en el que murieron 39 personas y 90 más resultaron heridas.

Además de estos cinco detenidos, la Policía realizó operaciones similares en las ciudades de Aksu, Kashgar e Ili, zonas en las que la etnia mayoritaria es la uigur, de religión musulmana.

En estas redadas arrestaron a más sospechosos por estar implicados en grupos terroristas, difundir material audiovisual, fabricar explosivos y fomentar la inmigración ilegal, aunque no se precisó el número exacto de detenciones.

Tras el ataque de la semana pasada, China anunció que iba a mantener una operación antiterrorista durante un año, centrada especialmente en la región de Xinjiang.

Las fuerzas de seguridad anunciaron ayer que han arrestado a más de 200 personas durante el mes de mayo sospechosas de pertenecer a grupos terroristas y de extremismo religioso que formaban parte de hasta 23 organizaciones.

La región autónoma de Xinjiang es uno de los puntos calientes de China tras décadas de conflicto entre los uigures y la etnia mayoritaria han.

Pekín asegura que en esta región hay grupos extremistas, muchos de ellos dirigidos por miembros de la etnia uigur, que reivindican la independencia de esa región bajo el nombre de “Turkestán Oriental”.

Las autoridades atribuyen los ataques a estos grupos, especialmente al Movimiento Islámico del Turkestán Oriental (ETIM), la más conocida de las organizaciones terroristas que reclaman la independencia de la zona.

Por su parte, los grupos uigures en el exilio acusan a Pekín de usar el terrorismo como excusa para reprimir su religión y cultura y aseguran que el aumento de los enfrentamientos étnicos se debe a la “persistente” vulneración de sus derechos humanos.

Los recientes atentados en varias zonas de China han provocado un aumento de la seguridad en todo el país, especialmente en las grandes ciudades y en las zonas más concurridas, como aeropuertos o estaciones de tren.

En este sentido, hoy la Policía de Pekín ha desplegado cinco helicópteros que sobrevolarán varios puntos de la ciudad, como estaciones de tren, centros comerciales o zonas turísticas para incrementar la vigilancia y la seguridad, informó Xinhua.

La principal misión de los helicópteros es observar “cualquier situación sospechosa” y tomar instantáneas para que después sean analizadas por las fuerzas de seguridad, además de estar preparados para intervenir en caso de emergencia.

Durante el último mes, además, la capital china ha sido testigo de numerosos simulacros antiterroristas.