Tráfico | T 35° H 76%

Latinoamérica

Derecha chilena acusa al Gobierno de desviar la atención con tema del aborto

WUNI News
05/27/2014 2:21 PM

Santiago de Chile, 27 may (EFE).- El opositor y ultraconservador partido chileno Unión Demócrata Independiente (UDI) lanzó hoy una campaña pública en la que denuncia que la despenalización del aborto anunciada por el Gobierno de Michelle Bachelet es una medida para desviar la atención de la reforma fiscal y educativa.

La UDI comenzó a distribuir este martes un folleto con una imagen del vientre de dos mujeres embarazadas y el mensaje “Que no desvíen tu atención”.

En uno de los vientres se puede leer “Me están usando para ocultar la reforma tributaria” y en el otro “A mí para ocultar la reforma educacional”, como si lo dijeran los bebés que aún no han nacido.

El presidente de la UDI, Ernesto Silva, dijo a medios locales que la campaña es un “mecanismo de información” para la ciudadanía y aseguró que su partido debatirá con argumentos cuando el proyecto llegue al Congreso, donde la oposición de derecha es minoría.

En Chile el aborto terapéutico fue legal hasta fines de 1989, cuando fue prohibido por la dictadura de Augusto Pinochet.

La presidenta Bachelet anunció el pasado 21 de mayo, durante su cuenta pública en el Congreso, que va a impulsar un proyecto de ley para despenalizar el aborto en tres situaciones: cuando esté en riesgo la vida de la madre, en caso de violación o si el feto tiene una patología incompatible con la vida.

El anuncio, que ya aparecía en el programa de campaña cuando Bachelet ganó las elecciones, provocó el rechazo inmediato de la UDI, otros sectores de la derecha chilena y de la Iglesia católica.

Además de oponerse a cualquier medida que despenalice la interrupción del embarazo, la UDI sostiene que el momento elegido por Bachelet para abordar este asunto tiene como objetivo final distraer la atención de la reforma tributaria y la educacional, dos de los ejes del Ejecutivo que se están tramitando en el Congreso.

La oposición de derecha recrimina al Gobierno la ausencia de diálogo en la tramitación de ambas propuestas, que cuentan con los votos para ser aprobadas debido a la mayoría oficialista en la Cámara de Diputados y el Senado.

La ministra directora del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), Claudia Pascual, rechazó las acusaciones y consideró hoy que la campaña pública de la UDI es “desafortunada”.

“Decir que solo es una estrategia de ocultamiento de otros debates es dejar muy por debajo los problemas de las mujeres en nuestro país”, dijo Pascual en una entrevista con Radio Cooperativa.

Durante una visita a la ciudad de La Serena, 472 kilómetros al norte de Santiago, la presidenta Bachelet sostuvo que la sociedad chilena es “madura y democrática” y consideró que no debe tener temor a discutir temas como el aborto.

“Este es un momento para que la sociedad chilena se mire a sí misma y pueda debatir”, afirmó la mandataria, quien recordó que Chile es uno de los únicos cinco países en el mundo donde el aborto está totalmente prohibido.

Sobre el futuro proyecto de ley para despenalizar esta práctica, Bachelet dijo que el Gobierno probablemente “patrocinará” alguna de las iniciativas presentadas durante la legislatura anterior por parlamentarios oficialistas.

Entre 2011 y 2013, diputados y senadores presentaron tres proyectos de ley para legalizar el aborto terapéutico, aunque ninguno pasó el primer trámite legislativo.

Etiquetas