Tráfico | T 58° H 56%

Mundo

El equipo de inspectores de armas químicas está a salvo y de regreso a su base en Siria

WUNI News
05/27/2014 7:50 AM
Actualizada: 05/27/2014 2:12 PM

Beirut, 27 may (EFE).- El equipo de la ONU y de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) que, según el Gobierno sirio, fue secuestrado esta mañana, se encuentra a salvo y ha regresado a su base de operaciones, informó hoy la OPAQ.

El director general de ese organismo internacional, Ahmet Üzümcü, precisó, en un comunicado, que los inspectores y el personal de la ONU “están bien” y que fueron objetivo de un ataque, cuando se dirigían a investigar un lugar donde presuntamente ocurrió una ofensiva con gas cloro en Siria.

La principal alianza opositora, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), afirmó en una nota que el equipo fue escoltado por el Ejército Libre Sirio (ELS) hasta su base fuera de la provincia central de Hama.

Anteriormente, el Ministerio sirio de Exteriores había revelado en un comunicado que al menos seis miembros de la misión conjunta y cinco conductores sirios fueron secuestrados hoy por “un grupo terrorista” en Hama.

Según dicho texto, un convoy con cuatro coches de la ONU salió esta mañana en dirección al pueblo de Kafr Zita, en el norte de Hama, para investigar las recientes denuncias de ataques químicos, tras un acuerdo de alto el fuego temporal entre las partes, desde las 08.00 hasta las 18.00 horas de hoy (05.00 y 15.00 GMT).

El Ministerio explicó que el convoy fue escoltado por las fuerzas de seguridad sirias hasta la localidad de Taiba al Imam, desde donde continuaron hacia Kafr Zita bajo su propia responsabilidad y sin protección de las autoridades.

A dos kilómetros de Taiba al Imam, un artefacto explotó al paso de uno de los vehículos, lo que forzó a sus ocupantes a trasladarse a otro de los coches.

Tras este incidente, el grupo decidió regresar a Taiba al Imam: uno de los coches consiguió llegar a este destino, pero otros dos fueron interceptados por “un grupo terrorista” que secuestró a los miembros del equipo, agregó el Ministerio.

Tanto el Gobierno sirio como la CNFROS se acusaron mutuamente de obstruir la labor de la misión.

A la luz de lo sucedido, Üzümcü expresó su preocupación “personal” por los miembros del equipo de la ONU y la OPAQ en Siria y reiteró su llamamiento a que todas las partes colaboren con el equipo internacional.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos dijo hoy que ha conseguido confirmar que dos ataques químicos se produjeron en Kafr Zita los pasados 11 de abril y 22 de mayo.

La organización detalló que ha podido verificar el uso de gases tóxicos, arrojados por helicópteros del régimen dentro de barriles de explosivos, gracias al testimonio de médicos, heridos y vecinos de esa población, así como a través de certificados sanitarios y vídeos.