Tráfico | T 63° H 56%

Mundo

Avelino Corma, Mark Davis y Galen Stucky, premios Príncipe de Investigación

WUNI News
05/28/2014 9:05 AM
Actualizada: 05/28/2014 5:51 PM

Oviedo (España), 28 may (EFE).- El químico español Avelino Corma y sus colegas de EEUU Mark E. Davis y Galen D. Stucky fueron galardonados con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica por desarrollar materiales para reducir las emisiones contaminantes, crear fármacos o mejorar alimentos.

Éstas son algunas de las aplicaciones de los materiales microporosos y mesoporosos con los que trabajan y sobre los que lograron “notabilísimas aportaciones”, según refleja el acta del jurado, hecho público hoy en Oviedo por su presidente, el catedrático de Física Pedro Miguel Echenique.

Sus trabajos se aplican a la industria petroquímica, los plásticos biodegradables o la depuración de aguas, y permitieron mejorar la calidad de los alimentos o crear medicamentos y materiales sanitarios revolucionarios, así como materiales optoelectrónicos y elementos reductores de la contaminación.

La candidatura de Corma y de los otros dos químicos estadounidenses había sido propuesta por la Universidad Politécnica de Valencia y consiguió imponerse en la votación final del jurado a otra en la que había también dos investigadores españoles: Carlos López Otín y Elías Campo, por sus trabajos en la lucha contra el cáncer.

Los tres químicos galardonados ocupan una posición de vanguardia a nivel internacional en el ámbito de la creación de materiales microporosos, de extraordinarias capacidades absorbentes, y los mesoporosos, que abarcan varios tipos de sílice, alúmina u óxidos de diferentes elementos mecánicos.

Tras hacerse público el fallo, Corma, de 63 años, afirmó que este premio es “un reconocimiento a la química española, que goza ya de gran reconocimiento internacional, además de un acicate para seguir trabajando más, si cabe, en esta apasionante profesión”.

Explicó a Efe que el objetivo de su trabajo es desarrollar “una química más sostenible y más compatible con el medio ambiente” y que “no esperaba ganar este premio”.

Este científico dedicó gran parte de su actividad investigadora al diseño molecular de catalizadores y a los procesos catalíticos sostenibles en los campos del refino de hidrocarburos y derivados de la biomasa.

Licenciado en Química en la Universidad de Valencia, ha desarrollado buena parte de sus investigaciones en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto de Tecnología Química.

El ingeniero químico Mark E. Davis, de 59 años, se doctoró en la Universidad de Kentucky, creó nuevas clases de catalizadores y tamices moleculares en la década de los 80 y 90 y a raíz de que su mujer sufriese un cáncer de mama dirigió sus esfuerzos hacia la búsqueda de nuevas vías de administrar las terapias contra el cáncer de manera más específica.

Galen D. Stucky, de 78 años, se doctoró en Química Física Universidad de Iowa, trabaja como docente en la Universidad de California, en Santa Bárbara, y ha centrado sus investigaciones en aplicaciones ópticas y síntesis de materiales.

En los últimos años fueron distinguidos con este premio los físicos Peter Higgs y François Englert y la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN); los neurólogos Joseph Altman, Arturo Álvarez-Buylla y Giacomo Rizzolatti; los neurobiólogos David Julius, Linda Watkins y Baruch Minke y los pioneros de Internet Lawrence Roberts, Robert Kahn, Vinton Cerf y Tim Berners-Lee.

En esta XXXIV edición de los galardones se fallaron ya los premios de Artes (Frank Gehry), Ciencias Sociales (Joseph Pérez) y Comunicación y Humanidades (Quino).