Tráfico | T 50° H 87%

Mundo

Corte peruana absuelve a militares por asesinato de seis personas en 1991

WUNI News
05/28/2014 7:41 PM

Lima, 28 may (EFE).- Una corte penal absolvió hoy por insuficiencia de pruebas a seis militares peruanos denunciados por la muerte de un periodista, una familia de cuatro integrantes y una exalcaldesa en 1991 en la ciudad de Huamanga, en la región Ayacucho, informó el abogado de los deudos, Hernán Barrenechea.

El colegiado C de la Sala Penal Nacional dictó sentencia absolutoria al exjefe de la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINTE), Juan Rivero Lazo, y al excomandante general de la Segunda División de Infantería de Ayacucho y Jefe Político Militar de Ayacucho en 1991, Hugo Martínez Loja.

Asimismo, la corte absolvió al exauxiliar de la Sección de Inteligencia de la Segunda División de Infantería, Carlos Alberto del Bustio, al igual que los anteriores, como autores mediatos o indirectos.

La sala también absolvió de la acusación de autores directos al exoficial del Destacamento de Inteligencia, Abraham Francisco Reyes Ewest Ventocilla, y a los militares Fabio Javier Urquizo Ayma y José Armando Tello Tandazo.

Los uniformados fueron acusados por la fiscalía por el asesinato del periodista Luis Antonio Morales Ortega, corresponsal del Diario Marka, el 13 de julio de 1991, y a los testigos de ese homicidio, los esposos Francisco Solier García y Celestina Huallanca Hinostroza, su hijo Waldyn de 14 años y su sobrino Rubén Gallo de 17 años, así como a la exalcaldesa de Huamanga, Leonor Zamora Concha.

Barrenechea, abogado de la familia Solier Huallanca, explicó a Efe que el colegiado resolvió que había insuficiencia probatoria para condenar a los acusados, a pesar de que se presentó una agenda personal de uno de los implicados en la que “se describe con detalle cómo ejecutaron a las víctimas”.

La agenda pertenecía a Fabio Urquizo, un suboficial del Ejército Peruano que estuvo buscado por la justicia por su presunta participación en un atentado contra el canal Red Global en 1996.

El documento tenía los sellos de membrete de los Servicios de Inteligencia y del Cuartel General del Ejército Peruano, con los escudos nacionales y con un grabado de “secreto”.

Barrenechea dijo que también se presentaron los nombramientos de los militares implicados, durante la época en que sucedieron los hechos en la región Ayacucho, y las felicitaciones entregadas a los acusados por su labor en ese tiempo.

La defensa ha presentado un recurso de nulidad contra la sentencia y se estima que podrá ser resuelto en cinco meses.