Tráfico | T 56° H 93%

Mundo

Gran afluencia de votantes en las presidenciales sirias en el Líbano

WUNI News
05/28/2014 9:15 AM
Actualizada: 05/28/2014 2:21 PM

Beirut/Ammán, 28 may (EFE).- La gran afluencia de votantes en el Líbano marcó hoy las elecciones presidenciales sirias en el extranjero, ante las que el mandatario actual, Bachar al Asad, ha enarbolado un discurso de mano dura frente al “terrorismo” para devolver la estabilidad en el país.

Más de 200.000 sirios se registraron para votar en 39 embajadas en distintos países, como Irán, Malasia, Sudán, República Checa, India, Argentina o China, según datos del Ministerio de Exteriores.

Uno de los estados donde los sirios han acudido a votar en masa ha sido el Líbano, que con más de un millón de refugiados es el país vecino de Siria que más desplazados acoge.

Según pudo constatar Efe, el gran número de electores colapsó hoy la embajada en Beirut, situada en el distrito de Yarze, en las afueras de la ciudad.

Los sirios, a pie o a bordo de vehículos, saturaron todos los accesos a la legación diplomática, donde resultaba casi misión imposible entrar por la multitud que se concentraba en ella.

“Con el alma, con la sangre, por ti nos sacrificamos, Bachar” era uno de los lemas que gritaban muchos de los ciudadanos que se dirigían al lugar, provistos de fotografías del presidente sirio y banderas de su país.

El ejército libanés reforzó las medidas de seguridad en las carreteras que conducían a la embajada y vigiló el flujo de personas.

El recinto fue testigo de escenas de tensión por la avalancha de votantes y la dificultad para acceder a la sala donde estaban las urnas. De hecho, al final, los trabajadores de la embajada tuvieron que sacar a varias personas al jardín para evitar incidentes graves.

Zohra, un siria de 40 años procedente de la provincia de Al Raqa, dijo a Efe que ha votado por Al Asad “porque es el único que puede devolver la seguridad y la estabilidad, y acabar con los terroristas”.

Esta mujer, que fue a sufragar con dos de sus hijas, explicó que lleva ya un año junto a su familia en Beirut y que, de momento, no piensa volver a Al Raqa, que está bajo control del grupo yihadista Estado Islámico de Irak y del Levante.

Todos los sirios consultados por Efe en la embajada aseguraron haber votado a Al Asad por motivos más o menos parecidos a los de Zohra.

“¿Para qué vamos a votar a otro si siempre lo hemos votado a él?”, se preguntaba Mohamed, originario de la provincia siria de Hama y que tras cinco meses en el Líbano dijo que si mañana pudiera regresar a su país lo haría.

A las elecciones se ha postulado Al Asad, en el poder desde el año 2000, para acceder a un tercer mandato, así como el diputado de la oposición tolerada Maher Abdel Hafez Hayar y el exministro Hasan Abdalá Al Nuri.

Mientras, en la capital de Jordania, Ammán, la afluencia de votantes fue media, con cientos de personas esperando junto a la legación para depositar su voto a lo largo de la jornada en este país vecino de Siria en el que se hallan, según la ONU, cerca de 600.000 desplazados.

Durante la jornada, la televisión oficial siria ha dedicado su programación a los comicios y ha hecho conexiones en directo con las distintas embajadas.

Debido a la gran concurrencia de electores, la Comisión Suprema Electoral Judicial siria decidió prolongar cinco horas el horario de votación, de tal manera que las embajadas cerrarán a las 00.00 hora local de sus respectivos países y no a las 19.00 horas, tal y como se había dispuesto en un principio.

En varios estados, los ciudadanos no han podido votar porque las legaciones están cerradas.

En mayo de 2012, las principales potencias occidentales decidieron aumentar la presión diplomática sobre el régimen de Al Asad por el aumento de la violencia expulsando a diplomáticos sirios de su territorio.

Entre esos países se encontraban Estados Unidos, Francia, Alemania, Reino Unido, España, Italia, Canadá y Australia.

Desde entonces, pese a la expulsión de los embajadores, algunas sedes diplomáticas han permanecido abiertas, mientras que otras han sido clausuradas como las de Washington, Londres y París.

Dentro de Siria, las elecciones se celebrarán el próximo 3 de junio.

El Ministerio del Interior anunció hoy que el número total de personas llamadas a votar es de 15.845.575, tanto dentro como fuera del territorio sirio.

El ministro del Interior, general Mohamed al Shaar, subrayó que los preparativos de seguridad para el día 3 han sido ya completados y que la policía supervisará desde una sala de operaciones especial la situación.