Tráfico | T 55° H 40%

Mundo

La ONG ve “deterioro importante” de participación ciudadana en Nicaragua en 2013

WUNI News
05/28/2014 3:01 PM

Managua, 28 may (EFE).- La participación ciudadana de los nicaragüenses sufrió un “deterioro importante” en 2013, debido a las políticas del Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega, señaló hoy un organismo humanitario no gubernamental.

El informe 2013 presentado este miércoles por el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh), no gubernamental, recoge más de 2.488 casos y 1.610 denuncias que la población hizo ante ese organismo el año pasado, principalmente en materia de participación ciudadana.

“Hay un deterioro importante en cuanto a participación ciudadana”, dijo en rueda de prensa el director ejecutivo del Cenidh, Mauro Ampié.

Explicó que “hay leyes de mucha trascendencia que han sido aprobadas sin contar con la consulta indispensable de la población y de los pueblos afectados”.

Entre las legislaciones que menciona el informe está la Ley del Gran Canal Interoceánico, la Ley de Reformas a la Constitución Política de Nicaragua y la Ley de Reformas a la Seguridad Social, que fueron aprobadas por la mayoría oficialista en el Parlamento.

La falta de consulta ciudadana, sumado a la posibilidad de que el actual mandatario se pueda presentar a una séptima candidatura a la Presidencia para buscar su cuarto mandato y tercero consecutivo, gracias a las polémicas reformas constitucionales, “da pie para el establecimiento de una dictadura en nuestro país”, advirtió Ampié.

Asimismo, el Cenidh denunció la “parcialidad” de la Policía Nacional al momento de actuar en casos como los “ocupaINSS”, como se llamó a un grupo de jóvenes que fueron agredidos cuando apoyaban a los ancianos que reclamaban una pensión al Gobierno.

También en el caso de pobladores del municipio de Santo Domingo (centro) que se manifestaron en contra de la actividad minera de una compañía canadiense.

A manera de resumen, el representante del Cenidh resaltó que “en este informe se observa el grave deterioro que enfrentamos en derechos humanos, políticos y sociales”.

Como síntomas de ese “deterioro” fueron señalados casos relacionados con el acceso a la justicia por parte de grupos indígenas, medios de comunicación concentrados en poder de “la familia presidencial”, así como la inversión insuficiente en educación y salud.

En el caso de la Policía Nacional, 70 % de las denuncias de violaciones hacia los derechos humanos por esta institución fueron “constatados”, según el Cenidh.