Tráfico | T 31° H 57%

Latinoamérica

Maduro dice que no reconocerá la ley de sanciones que apruebe el Congreso de EE.UU.

WUNI News
05/28/2014 1:55 AM
Actualizada: 05/28/2014 12:50 AM

Caracas, 27 may (EFE).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que no reconocerá ninguna ley para sancionar a funcionarios de su país que se apruebe en el Congreso de EE.UU. y señaló que en caso de que sea creada, la enfrentará “en todos los escenarios mundiales”.

“Solo los imperios coloniales pueden practicar las leyes extraterritoriales, cualquier ley que se apruebe en el Congreso de Estados Unidos para sancionar a Venezuela es espuria, no la reconocemos, la rechazamos y la enfrentaremos en todos los escenarios mundiales”, dijo Maduro.

El presidente venezolano hizo la declaración en su programa de radio semanal “En contacto con Maduro” en el que también celebró que el viernes pasado la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) rechazara las posibles sanciones de Estados Unidos al país caribeño.

“Y estoy seguro, el Movimiento de Países No Alineados, 118 países que están reunidos hoy a esta hora en Argelia, estoy seguro de que va a acoger la propuesta venezolana y a rechazar la amenaza de sanción”, dijo el gobernante al hacer referencia al hecho de que el canciller venezolano, Elías Jaua, se encuentra en ese foro pidiendo apoyo.

“El camino de las sanciones es un camino fracasado, de antemano fracasado, como ha sido fracasado el camino del bloqueo y de la persecución contra el pueblo cubano”, indicó Maduro.

Añadió que las sanciones tienen que ver con negar la visa y congelar cuentas bancarias a funcionarios venezolanos e ironizó diciendo que le pueden quitar la visa “a quien quieran” y sobre las cuentas señaló que no sabe a cuáles se refieren.

“Esas son las sanciones, pero por ahí se empieza (…) incluyeron a puro jefe militar venezolano, estas sanciones son en primer lugar contra la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, ¿ustedes saben por qué?, porque no han logrado penetrar la Fuerza Armada”, dijo.

El mandatario aplaudió, además, que “no han encontrado un solo militar que se ponga al servicio de los planes golpistas de la ultraderecha estadounidense, es por eso, quieren castigar el honor, la moral y el compromiso de los militares venezolanos”.

Maduro insistió en que su Gobierno solo quiere relaciones de respeto y paz con Estados Unidos y recordó que ya nombró un embajador, Maximilian Arveláiz, que solo espera que recibir el beneplácito por parte de Washington.

“He estado inclusive mandarlo antes, como encargado de negocios y jefe de la misión, he estado valorando esa idea, es posible que lo haga y Maximilien Arveláiz se vaya a ponerse al frente de nuestra embajada allá, porque con Estados Unidos, nosotros lo que queremos es paz”, afirmó.

La posibilidad de que EE.UU. sancione a Venezuela surge en el marco de las protestas antigubernamentales que se han desarrollado en el país caribeño desde hace más de tres meses y que han dejado más de 40 muertos y cientos de heridos.

El Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó el pasado 9 de mayo un proyecto de ley bipartidista para imponer sanciones contra algunos funcionarios venezolanos, en un primer paso del proceso legislativo que debe ser ratificado por el Senado.

Maduro ha dicho que si Estados Unidos impone sanciones contra el país responderá “con firmeza” y que no se dejará intimidar.

Las relaciones entre Venezuela y EE.UU. están en uno de sus momentos más bajos, sin embajadores y con continuos conflictos que se han traducido, entre otros aspectos, en la expulsión por parte de Caracas de ocho diplomáticos estadounidenses acusados de supuesta injerencia que fue respondida por Washington de manera similar.