Tráfico | T 55° H 67%

Mundo

Padres de holandesas desaparecidas en Panamá conservan la esperanza

WUNI News
05/28/2014 6:36 PM
Actualizada: 05/29/2014 7:21 AM

Boquete (Panamá), 28 may (EFE).- Los padres de una de las dos jóvenes holandesas desaparecidas en abril pasado en una zona boscosa del oeste de Panamá tienen la esperanza de que aún estén con vida, mientras continúa la búsqueda en la zona sin que hasta ahora haya indicios de ellas.

Hans Kremers, padre de Kris Kremers, de 21 años, desaparecida en la zona de Boquete, en la provincia de Chiriquí, junto con Lisanne Froon, de 22 años, destacó este miércoles el “trabajo en equipo” que se realiza en busca de las chicas.

Afirmó que tiene “muchísima esperanza cada vez que ve” a los equipos de búsqueda de Holanda y Panamá “entrar en el monte para encontrar” a las jóvenes, en una declaraciones a la prensa que dio en holandés y fueron traducidas por el portavoz de la familia, Jerome Van Passel.

Kremers reiteró sus expectativas al final de la segunda jornada de búsqueda que desde el martes desarrollan conjuntamente equipos holandeses, con 12 perros entrenados procedentes de ese país, y personal panameño, en el sendero El Pianista y zonas aledañas.

Según las investigaciones de la Fiscalía panameña, las dos jóvenes fueron vistas por última vez adentrándose en ese sendero, inspeccionado ayer por los perros, que señalaron “algunos puntos de interés fuera” de ese camino que, sin embargo, este miércoles fueron descartados.

“Hoy los canes (…) han descartado los primeros hallazgos o indicios del día de ayer, porque la conducta no fue igual (…) no han mostrado interés”, declaró a periodistas el jefe de la Unidad de Casos Complejos del Ministerio Público de Panamá, Rafael Guerrero.

El funcionario judicial añadió que el jueves el rastreo “se está programando en sitios paralelos” al sendero El Pianista, “hacia los laterales de la montaña, en sitios que no fueron explorados o se puedan explorar ahora con mayor capacidad”.

Los perros entrenados y sus guías holandeses iniciaron ayer la búsqueda de Kris y Lisanne, en un programa que se extenderá durante 10 días, y en el que participa también personal panameño de socorro, de la Policía y la Fiscalía.

Hans Kremers dijo este miércoles que “si esta búsqueda no da resultados” positivos continuarán con esos esfuerzos “con otros medios, otros especialistas”, sin más precisiones.

Kremers añadió que “de momento” las familias de las desaparecidas han descartado elevar la recompensa de 40.000 dólares que ofrecen a quien dé información que conduzca a encontrarlas vivas.

El comisionado jefe de la zona policial de Chiriquí, Julio César Lasso, dijo esta mañana a periodistas que los residentes del área mencionan que existe la probabilidad de que las jóvenes estén con vida, aunque reconoció que la zona que se rastrea es difícil, muy boscosa, con neblina, lluvias y una temperatura inclemente.

Lasso opinó que es “bien preocupante” que si están en el bosque en estas condiciones pasen más días, pero que esperan que las “muchachas se encuentren con vida”.

“Esa es la esperanza de los familiares y tenemos también nuestra esperanza que en esta búsqueda se pueda encontrar algo ya positivo”, indicó el jefe policial.

Las dos jóvenes llegaron a la localidad de Boquete el pasado 29 de marzo y fueron reportadas como desaparecidas el 2 de abril por un guía de turismo, que fue a buscarlas al hospedaje donde se alojaban y descubrió que no llegaron a dormir en la víspera.

Las autoridades de socorro desarrollaron durante 12 días, hasta el pasado 14 de abril, una intensa búsqueda y mantienen un rastreo de la zona boscosa en la que se cree que desaparecieron.

Van Passel, el portavoz de los familiares de las jóvenes, dijo esta mañana que los padres de Lisanne y Kris de momento van a seguir en Boquete.

“Los padres han dicho claramente que ellos van a seguir hasta que hayan encontrado a sus hijas, y eso es lo que van a hacer”, resaltó Van Passel.

Por su parte, la fiscal primera superior de las provincias occidentales de Chiriquí y Bocas del Toro, Betzaida Pitti, afirmó que “lo importante es que Panamá y Holanda están siguiendo una búsqueda de las holandesas”.

Pitti aclaró que lo único que se sabe desde el principio de la investigación es que las chicas holandesas entraron al sendero, destacando que el Estado panameño no escatimará en gastos para apoyar esta búsqueda.

La noche de este miércoles se celebrará en Boquete una nueva vigilia para pedir por las jóvenes desaparecidas.