Tráfico | T 51° H 96%

Espectáculos | Nacionales

“The Book of Life”, una carta de amor a México, según su director

WUNI News
05/28/2014 4:29 PM
Actualizada: 05/28/2014 5:51 PM

Los Ángeles (EE.UU.), 28 may (EFE).- La celebración mexicana del “Día de los Muertos”, que festeja la memoria de los difuntos con coloridas ofrendas, es el escenario donde se desarrolla “The Book of Life”, un filme de animación que, según su director Jorge Gutiérrez, es una carta de amor a México y de México al resto del mundo.

“Mi abuelo me decía de pequeño: ‘Jorgito, nunca dejes que la verdad se interponga en una buena historia’”, rememora Gutiérrez por teléfono desde los estudios Reel FX Animation Studios de Dallas (Texas), donde lleva a cabo el montaje final de su ópera prima, que llegará a las salas el 17 de octubre.

“Crecí con cientos de historias sobre mi familia y la Revolución Mexicana, y me quedé con todo ese folclore de México y esas tradiciones tan bonitas. De ahí surge esta idea. Es una carta de amor a mi familia y a mi cultura. Y a la vez, es un regalo de México al mundo”, declaró.

El filme cuenta el viaje de Manolo, un joven torero que se debate entre cumplir con las expectativas de su familia o seguir su corazón y dedicarse a su verdadera pasión: la música. Antes de escoger el camino que seguirá, se embarca en una aventura por tres mundos fantásticos donde deberá hacer frente a sus mayores miedos.

El proyecto, con guión del propio Gutiérrez y su socio Doug Langdale, viene con el sello de calidad de Guillermo del Toro, quien decidió sumarse a la cinta como productor tras quedar maravillado por el concepto.

“Cuando empezamos a desarrollar la película, me preguntaron quién sería el productor que querría tener. Para mí Guillermo es un icono y un ídolo. Su película de ‘El espinazo del diablo’ cambió mi vida y desde entonces siempre quise trabajar con él”, indicó Gutiérrez, que ha dedicado su carrera al mundo de la animación en series como “El Tigre” y “Mad”.

Ambos se reunieron y, a pesar de que la primera toma de contacto no fue como esperaba, del Toro no tuvo dudas.

“La presentación fue un desastre”, admitió entre risas este mexicano de 39 años. “Pero le pareció muy bonito lo que le enseñé y la historia le resultó muy interesante. Además, me conocía y me contó que los sábados por la mañana se ponía a ver con sus hijas la serie de ‘El Tigre’, en Nickelodeon. Disfrutaba con ese humor, ese arte y la forma que tenía de ver México. Así empezó todo”, agregó.

Del Toro, desde entonces, se ha convertido en su gran aliado y no duda en ser “muy duro” con el realizador, según confiesa Gutiérrez.

“Él es como Batman. Si estoy en problemas, pongo la señal y aparece. Con él siento que esta película está siendo una maestría avanzada de cine”, manifestó.

El reparto de voces de la cinta reúne a nombres de primera fila como Channing Tatum, Zoe Saldaña, Diego Luna, Christina Applegate, Ice Cube, Kate del Castillo, Ron Perlman e, incluso, Plácido Domingo y Eugenio Derbez, entre otros.

“El protagonista viene de una familia de toreros pero él lo que quiere es cantar y tocar la guitarra. Cuando desciende al mundo de los recordados, conoce a familiares de todas las épocas. Uno de ellos es el personaje de Plácido, un torero que siempre quiso ser cantante de ópera y no pudo perseguir su sueño”, explicó el director.

“Nunca imaginé que Plácido fuera a aceptar el papel. Cuando dijo que sí, lo reescribí completamente y se lo dediqué”, añadió.

En el caso de Derbez, el humorista encarna al pícaro Chato, un personaje que garantizará las risas a pesar de ser uno de los villanos.

La música será un elemento fundamental en la trama, el compositor de la banda sonora es el argentino Gustavo Santaolalla, y Gutiérrez asegura que la cinta recordará a “Moulin Rouge” en el sentido de que habrá versiones de clásicos populares, incluidos algunos de los más tradicionales de México.

“Gustavo nunca hizo animación antes, pero se enamoró de la historia y le ha metido todo su corazón. Hemos incluido canciones de Radiohead, Elvis Presley, Mumford and Sons, hip-hop… La idea es enviar el mensaje de que la música nos une a todos. De ahí la mezcla de razas y culturas en el reparto”, sostuvo Gutiérrez.

Nacido en Ciudad de México pero criado en Tijuana, este mexicano que lleva años viviendo en EE.UU. ofrece en el filme una visión “nostálgica y romántica” de su país.

“Es una idea muy auténtica, pero también muy universal. Quiero celebrar lo que es México y Latinoamérica y, a la vez, que el público estadounidense se enamore de nuestra cultura y folclore”, concluyó.

Etiquetas