Tráfico | T 57° H 72%

MUJER | Mundo

La célebre activista Somaly Mam abandona su fundación en medio de la polémica

WUNI News
05/29/2014 11:42 AM
Actualizada: 05/29/2014 12:21 PM

Bangkok, 29 may (EFE).- La conocida activista camboyana Somaly Mam, ganadora del Premio Príncipe de Asturias de Cooperación, ha dimitido de la fundación que lleva su nombre entre alegaciones de mentiras en su biografía, informó hoy el diario camboyano “Cambodia Daily”.

La renuncia de Somaly se produce después de que las supuestas mentiras sobre su vida y otras chicas víctimas del tráfico sexual fueran publicadas en la revista Newsweek la semana pasada y hace ya meses en el “Cambodia Daily”.

“Hemos aceptado la renuncia de Somaly de forma inmediata”, dice un comunicado colgado en la página web de la Fundación Somaly Mam firmado por la directora ejecutiva, Gina Reiss-Wilchins.

El pasado marzo, la fundación encargó a una firma de Estados Unidos una investigación independiente de la historia de Somaly Mam, así como de Long Pros, otra camboyana vinculada con la organización.

“Hemos acabado de forma permanente con la afiliación de la señora Pros con nuestra organización o nuestro socio, pero la ayudaremos en la transición hacia su nueva fase en la vida”, añade el comunicado publicado el miércoles.

Long Pros afirmó falsamente que fue rescatada de un burdel y que perdió un ojo a manos de un proxeneta, lo que fue desmentido por sus padres, que aseguran que nunca fue prostituida y que perdió el ojo a causa de un tumor.

“Mientras que estamos extremadamente tristes por esta noticia, permanecemos agradecidos por el trabajo de Somaly en las dos últimas décadas ayudando a construir la fundación que ha ayudado a miles de mujeres y niñas”, precisan desde la fundación, con sede en Nueva York.

Reiss-Wilchins recuerda que la fundación ha contribuido a llamar la atención al público sobre los cerca de 21 millones de personas que padecen la esclavitud hoy en día.

La fundación afirmó que seguirá colaborando con la ONG Acción por las mujeres en situación precaria (Afesip), con la que Somaly Mam empezó a trabajar hace casi veinte años para ayudar a niños desfavorecidos y víctimas del tráfico humano.

Somaly Mam ha sido acusada de exagerar o fabricar historias de su vida o de supuestas víctimas para recibir financiación de organizaciones y gobiernos extranjeros.

Mam, de 44 años, reconoció en 2012 que mintió durante un discurso ante la ONU en Nueva York, donde aseguró que ocho chicas que había rescatado de la industria del sexo habían sido asesinadas por el Ejército camboyano tras asaltar su ONG.

La Policía y su exmarido Pierre Legros también han negado que su hija fuera raptada por traficantes de personas cuando tenía 14 años y grabada en vídeo mientras era violada por varios adultos, tal como había contado la activista camboyana.

Somaly Mam, que fue explotada sexualmente cuando era menor hasta que escapó en 1991, fundó Afesip en 1996 y tiene proyectos en Camboya, Tailandia, Vietnam y Laos, países en los que ha rescatado a más de 7.000 mujeres y niñas víctimas de violencia sexual.

En 1998, recibió el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional junto con Rigoberta Menchú, de Guatemala; Fatiha Boudiaf, de Argelia; Emma Bonino, de Italia; Olayinka Koso-Thomas, de Nigeria; Graca Machal, de Mozambique, y Fatana Ishaq Gailani, de Afganistán.