Tráfico | T 57° H 96%

Economía | Nacionales

La economía estadounidense se “resfría” en el primer trimestre

WUNI News
05/29/2014 10:42 AM
Actualizada: 05/29/2014 12:31 PM

Washington, 29 may (EFE).- La economía estadounidense no consiguió mantener la buena racha de crecimiento de los últimos tres años al registrar una caída del 1 % en su producto interior bruto (PIB) entre enero y marzo, que unos achacan al frío y otros a que la recuperación es aún anémica.

El Departamento de Comercio anunció hoy en la segunda revisión del dato del PIB que la economía estadounidense se contrajo a una tasa anual del 1 % en el primer trimestre, sin alcanzar el escaso crecimiento del 0,1% adelantado provisionalmente a finales de abril.

Con la incorporación de más indicadores, el PIB cayó por primera vez desde el -1,3 % registrado entre enero y marzo de 2011, y puso fin a tres años de datos positivos, que no obstante han estado llenos de altibajos.

Los analistas esperaban una caída en los primeros meses de 2014, pero no tan profunda como la divulgada hoy, algo que no obstante no lastró las subidas de los mercados a primera hora de la mañana.

La principales causas fueron la fuerte caída de las exportaciones, de la inversión fija y la construcción inmobiliaria.

Mientras tanto, el consumo, responsable de un tercio del PIB estadounidense, se mantuvo casi sin cambios, pero principalmente debido al aumento del gasto en servicios, que incluye el pago de las facturas de calefacción.

El consumo por si solo no pudo contrarrestar la caída de las inversiones fijas, como en el caso de nuevas fábricas y equipos, que se redujeron un 1,6 %, frente al aumento del 5,7 % del trimestre previo.

Las exportaciones cayeron un 6 %, revirtiendo casi totalmente el incremento del 9,5 % alcanzado entre octubre y diciembre de 2013.

Las inversiones residenciales bajaron un 5 %, lo que no obstante supone una moderación frente al retroceso del 7,9 % del período inmediatamente anterior.

Entre los datos positivos publicados hoy se encuentra un aumento del gasto del gobierno federal de un 0,7 %, después de la caída del 12,8 % en el trimestre previo, que estuvo afectado por el cierre de la Administración pública por los desacuerdos sobre cómo abordar la reducción del gasto público.

No obstante, esa subida no pudo compensar de manera significativa la caída en el gasto a nivel estatal y local.

Los analistas han achacado el retroceso económico del primer trimestre al largo invierno, inusualmente frío, que ha vivido Estados Unidos, lo cual ralentizó el consumo en bienes, el mercado inmobiliario y las expectativas a corto plazo de las empresas.

El jefe del consejo económico de la Casa Blanca, Jason Furman, dijo que el retroceso anunciado hoy “estuvo sujeto a influencias como el temporal invernal históricamente severo, que temporalmente rebajó el crecimiento”.

Furman prefirió destacar los datos “más actuales” de marzo a abril de empleo, manufactura o mercado inmobiliario, que demuestran que “Estados Unidos sigue recuperándose de su peor recesión desde la Gran Depresión”.

La propia presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, atribuyó a comienzos de mes la desaceleración esperada para los tres primeros meses de este año a los efectos “transitorios” del duro invierno estadounidense.

El hielo y las nevadas mantuvieron a varias regiones estadounidenses operando a medio gas durante meses, al provocar cierre de oficinas y negocios, cancelaciones de vuelos o problemas de tráfico.

Los economistas y los mercados confían en que con la llegada de la primavera la economía estadounidense repunte con fuerza, alrededor del 3 ó 4 %, y mantenga la senda de recuperación.

Los datos de ventas minoristas, de producción industrial y mercado de trabajo permiten adelantar una mejora del PIB, aunque la economía sigue viviendo en una montaña rusa, con subidas como el 4,9 % de finales de 2011 o el estancamiento del 0,1 % de finales de 2012.

El informe divulgado hoy muestra una caída de los beneficios de las empresas del 9,8 % respecto al trimestre precedente y de un 3 % respecto al mismo período del año anterior.

Los datos del informe del PIB publicado hoy indican que los precios han subido un 1,3 %, lo que muestra la debilidad de este indicador ante la lenta recuperación económica.

El dato de inflación interanual de abril indicaban que los precios aumentaron un 1,5 %, por debajo del 2 % que se ha marcado la Reserva Federal como objetivo a largo plazo.