Tráfico | T 71° H 78% | Powered by Yahoo! Weather

Nacionales

La oposición rechaza el supuesto plan magnicida que ya marca la agenda venezolana

WUNI News
05/29/2014 12:57 PM
Actualizada: 05/29/2014 11:11 PM

Caracas, 29 may (EFE).- La oposición venezolana desestimó hoy la existencia de un supuesto plan magnicida contra el presidente, Nicolás Maduro, en una jornada de denuncias que se impusieron en la agenda relegando las reacciones a la decisión de la Cámara de Representantes de EE.UU. de sancionar a funcionarios de Venezuela.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD, plataforma opositora) afirmó este jueves que le cuesta tomar en serio el plan magnicida que el partido de Gobierno denunció el miércoles y en el que, según los dirigentes chavistas, estarían involucrados varios representantes de la oposición y un diplomático estadounidense.

El alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, dirigente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), señaló el miércoles que había un “complejo plan dirigido a acabar con la paz” y tras asegurar que ya fue abortado, exhibió, a manera de prueba, una serie de correos electrónicos que atribuyó a los opositores presuntamente involucrados.

La denuncia se produjo en el mismo día en el que la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó sin objeciones un proyecto de ley que impone sanciones contra funcionarios del Gobierno de Maduro, en el marco de las protestas antigubernamentales en Venezuela que han dejado más de 40 muertes.

Entre los señalados de estar involucrados en el supuesto plan magnicida y golpista se encuentran la exdiputada María Corina Machado, el dirigente Diego Arria, el exgobernador de Carabobo Henrique Salas, así como al nuevo embajador de EE.UU. en Colombia, Kevin Whitaker.

Maduro dijo este jueves que debe funcionar una justicia “completa” ante los supuestos planes de magnicidio y golpe de Estado y apuntó que “nadie del mundo” puede presionar a Venezuela porque se haga justicia.

“Esto hay que castigarlo, tantas conspiraciones, intentos de golpes de Estado, de magnicidio, comprobados ya”, dijo al tiempo que pidió a Estados Unidos que responda ante su supuesta relación en estos planes.

El Departamento de Estado de EE.UU. rechazó categóricamente las acusaciones de haber participado en una presunta trama para ayudar a Machado y a otros opositores a trazar planes contra el Gobierno de Maduro.

“Esas acusaciones son totalmente falsas e infundadas”, contestó la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, en referencia a las acusaciones del Gobierno de Venezuela de que Whitaker ayuda a Machado a orquestar un golpe de Estado.

La MUD afirmó que le cuesta tomar en serio la denuncia hecha por el PSUV por la dudosa procedencia de las pruebas presentadas para sustentarla y por tratarse de “otro” plan que desvela el Gobierno sobre magnicidio y golpe.

“¿Cómo puede uno saber si esos correos son verdaderos o son falsos”, dijo el secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo que aseguró que “con correos electrónicos verdaderos o falsos” no va a cambiar la política de la plataforma, que “es cambiar el gobierno por la vía democrática pacífica y constitucional”.

Tras meses de protestas y con el proceso de diálogo congelado por la falta de reuniones, Aveledo recordó que esas conversaciones con el Gobierno, abiertas en abril y en crisis desde mediados de mayo, siguen a la espera de respuestas por parte del Ejecutivo.

“El diálogo hace falta (…) ahora el Gobierno no comprende la situación en la que estamos, no la entiende”, dijo, al recordar que “ocho de cada diez venezolanos quieren diálogo”.

María Corina Machado, por su parte, presentó este jueves en la Fiscalía una denuncia contra Rodríguez por siete delitos: simulación de hecho punible, difamación e injuria, falsificación de documentos, espionaje informático, instigación pública, violación a las libertades políticas y asociación para delinquir.

“He venido aquí a traer las pruebas (…) aquellas que ellos crearon, mintieron, formularon de una manera burda, verdaderamente patética (…) que demuestran que hay una confabulación de los miembros de la revolución para callar las voces de aquellos que creemos en la movilización, en la protesta”, dijo Machado a las puertas de la Fiscalía.

Mientras, la fiscal general, Luisa Ortega, afirmó hoy que los correos electrónicos presentados por el partido de Gobierno para acusar Machado fueron entregados al PSUV por parte del Ministerio Público por ser un “problema grave” de “seguridad del Estado” que además tiene que ver “con la vida del presidente”.

Desde Miami, dos de los principales grupos del exilio venezolano tacharon hoy de “cantinflesca” y “montaje burdo” la acusación de magnicidio contra Machado y otros dirigentes opositores.

Y desde el otro bando, gobernadores y alcaldes del chavismo manifestaron su apoyo al presidente Maduro, frente a los supuestos planes para sacarlo del Gobierno en una proclama en la que rechazan cualquier intento de romper el hilo constitucional mediante “la violencia” y “el terror”.