Tráfico | T 55° H 94%

Economía

Las empresas europeas en China consideran que el mercado ha perdido atractivo

WUNI News
05/29/2014 4:21 AM

Pekín, 29 may (EFE).- Las compañías de la Unión Europea (UE) que operan en China consideran que el mayor mercado del mundo ha perdido atractivo en el último año, principalmente debido a la desaceleración de la segunda economía mundial, la subida continua de los costes laborales y la creciente competencia.

Según una encuesta divulgada hoy por la Cámara de Comercio de la UE en el país asiático en la que participaron 552 compañías de numerosos sectores de actividad, un 51 por ciento considera que hacer negocios en China es cada vez más difícil, una cifra que aumenta hasta el 68 por ciento en el caso de la empresas más grandes.

Estas dificultades para desenvolverse en el mercado chino se reflejan en los resultados de las compañías: solamente un 59 por ciento ha incrementado sus ingresos este año con respecto al 78 por ciento registrado en 2011.

Este comportamiento es similar en el caso de los beneficios y los márgenes brutos, lo que, según el informe, “lleva a muchas empresas a marcarse expectativas más modestas y a reducir sus planes de inversión en el mercado chino”.

Aunque los principales retos a superar se concentran en la desaceleración de la economía china y el aumento de los costes laborales, el “entorno legal y regulador” es aún uno de los mayores escollos para invertir en China.

De hecho, según cálculos de la Cámara, las empresas europeas han dejado de ingresar 21.300 millones de euros debido a los problemas de acceso a los mercados y de regulación -una cifra comparable al PIB anual de Estonia-, y consideran que las compañías locales “siguen recibiendo un trato más favorable” que las extranjeras.

“Las compañías europeas no temen a la competencia, pero en este caso, sobre todo las empresas estatales chinas, juegan en su terreno y tienen el árbitro de su lado. Tenemos que constantemente anticipar las decisiones que va a tomar este árbitro”, aseguró hoy al respecto el presidente de la Cámara, Jörg Wuttke.

Con todo, prácticamente la mitad de las empresas preguntadas (46 por ciento) consideran que la “edad de oro” en China se está acabando, una cifra que llega al 48 por ciento en aquellas compañías que llevan más de 10 años vendiendo en mercado chino.

A pesar del mayor pesimismo, la implementación de reformas significativas en la economía china y en particular la facilitación del acceso al mercado provocaría que la inversión en el país asiático se intensificara de nuevo.

Un 45 por ciento de los encuestados considera que el plan de reformas establecido por el Gobierno chino el pasado noviembre beneficiará a su empresa y un 53 por ciento se muestra “confiado” de que las autoridades cumplirán con sus promesas en los próximos dos años.

En cuanto a las principales retos para atraer y retener trabajadores en China, un 68 por ciento de las empresas consideran que la principal dificultad recae en la calidad del aire de las principales ciudades del país, algo que, junto a la falta de voluntad de ser asignado a China o las expectativas demasiado altas sobre el salario, dificulta la contratación de extranjeros.

Etiquetas